Álex Lequio sigue con su lucha contra el cáncer en Barcelona

Ana Obregón y Alessandro Lequio están juntos en la ciudad condal con su hijo

Álex Lequio se somete a un nuevo tratamiento contra el cáncer en Barcelona

Álex Lequio lleva dos años luchando contra el cáncer.

E.C.

Desde que hace dos años, Álex Lequio fuera diagnosticado de cáncer, jamás ha habido un momento en que sus padres, Ana Obregón y Alessandro Lequio no hicieran lo imposible para estar junto a él y demostrarle todo su apoyo. Tanto ella como él han cancelado espectáculos o han aparcado proyectos siempre que ha sido necesario para volar a Estados Unidos cuando fue tratado en el Memorial Slan Kettering Cancer Center, o como ha ocurrido ahora, trasladándose a Barcelona para estar lo más cerca posible de Álex durante los tres meses que dura el nuevo tratamiento al que se somete desde hace un mes.

Alex Lequio perra
Álex abrazado cariñosamente a su perra a la que adora.

 

Traslado a Barcelona en plena pandemia

Tal y como Ana ha explicado en diferentes medios, hasta ahora Álex estaba siendo atendido en el Hospital Rúber Internacional de Madrid, pero al conocer que había una clínica en Barcelona que seguía el mismo protocolo que su hijo seguía en Nueva York cuando se le detectó la enfermedad, decidieron que lo mejor era continuar en la ciudad condal con el tratamiento.

Esta decisión, tuvieron que tomarla justo en el momento en que comenzaba la crisis del coronavirus y se decretaba el estado de alarma, lo que debió suponer ciertas dificultades logísticas, dadas las restricciones de movilidad impuestas por el Real Decreto. Sin embargo, ni Ana ni Alessando dudaron por un solo instante en no dejarlo todo y mudarse temporalmente a Barcelona. Primero fueron Álex y su madre, y poco después llegó Alessandro.

Es importante, recordar que Álex forma parte de uno de los grupos de riesgo, por lo que estar ingresado en una clínica para someterse a un tratamiento contra el cáncer que padece, es un riesgo que debe preocupar muchísimo a sus padres. Aunque las últimas informaciones apuntaban que dada la saturación hospitalaria originada a raíz del coronavirus, podría seguir el tratamiento en casa, las recientes imágenes de sus padres confirman que hoy por hoy sigue ingresado.

Ana Obregon Alex Lequio cancer estados unidos
Ana Obregón junto a Álex en un de sus estancias en Estados Unidos para someterse a tratamiento.

 

Álex y sus padres son “una piña”

Tanto en estas circunstancias tan complicadas, como cada vez que Álex ha tenido que someterse a un tratamiento o acudir al hospital a causa de alguna recaída, lo que es evidente es que los Lequio-Obregón están muy unidos.

A lo largo de estos dos años no han sido pocas las ocasiones en las que Álex, Ana o Alessandro han compartido en sus redes sociales momentos importantes para el joven.  Una de ellas, sin duda es el primer viaje a Estados Unidos de Álex para someterse a tratamiento. Esta imagen es la prueba de lo unidos que están los tres.

 

 

En otra ocasión, Álex quiso compartir una fotografía de sus padres en la que se les ve perfectamente equipados para poder entrar en la zona de aislamiento en la que debía permanecer.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Expediente X: El Aislamiento. Próximamente en los mejores cines. Ánimo a tod@s l@s luchadores/as #soyunmarciano 👽💯

Una publicación compartida de Me Dicen Aless (@alessandrolequiojr) el

 

Pero esta buena sintonía familiar se puede apreciar ya mucho antes de que apareciera la enfermedad. Prueba de ello es esta imagen que Álex ha compartido recientemente en la que se puede ver a los tres felices en el primer día de Universidad del joven.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

No suelen ser objeto de interés mis cuatro años en ultramar, donde tuve el placer de succionar conocimiento de mentes brillantes, cantinas indomables y como no, de los altibajos y vaivenes que todo joven adulto experiencia durante su época universitaria. Nunca los he compartido por pensar que quizás no os resultan interesantes, pero la realidad es, amig@s mi@s, que reúno una batería de recuerdos que dejan a Spielberg como a un novato de la ciencia ficción. Esta foto que veis, es una foto de mi primer día de universidad. El primer momento de tantos y que tanto esfuerzo supuso conseguir durante los años de agogé en Madrid (sigo pensando que la liaron y me dieron la plaza por equivocación 😂). El caso es que ese mismo año fue surrealista para un joven español que no tenía ni pajorera idea de lo que estaba a punto de vivir. Los acontecimientos fueron varios y asombrosamente extraños. Entre estos, destacaron: disputarle a Stiglitz algo que no tenía mucho sentido, vivir el acceso a una hermandad (aquí no puedo hablar mucho), publicar 1 ensayo, hacer un mini proyecto de fin de temario con Kyrie Irving, partirme la pierna, ganar un certamen por hacer soniditos con la boca (no por guapo, obviamente) y por último, confundirme al rellenar la solicitud de alojamiento en el campus y terminar viviendo en una especie de comuna extraña donde llegaron a pensar que estaba un poco zumbado (la personalidad española puede llegar a contrastar mucho 😂😂). En cualquier caso, eso sólo fue el primer año. No tiene mucho sentido contar estas cosas aquí, igual no interesa... pero ya que por X o por Y soy conocido, vamos a conocernos bien #UnEspañolEnUltramar

Una publicación compartida de Me Dicen Aless (@alessandrolequiojr) el