Ana Obregón homenajea a su hijo en el Día Internacional del Abrazo

Ana Obregón vuelve a homenajear a Aless en su Instagram. En esta ocasión, sube varias fotos de los dos en el Día Internacional del Abrazo

ana obregon apertura

La presentadora siempre tiene presente a su queridísimo hijo.

M.A.

El 21 de enero se celebra el Día Internacional del Abrazo. Ana Obregón no ha querido dejar pasar la oportunidad de recordar de nuevo a su hijo Aless, y lo ha hecho subiendo una bonita galería de fotos de ambos abrazados y un emotivo texto. 

Aunque este Día del Abrazo es, sin duda, el más extraño de cuantos se han celebrado, ya que debemos guardar distancia de seguridad para evitar el contagio de Covid-19, la presentadora ha sacado fuerzas para recordarnos la importancia de este gesto. 

ana obregon aless 1

Ana Obregón y Aless cuando era un bebé. La presentadora ha subido esta foto en el Día internacional del Abrazo.

"Por la pandemia hay que abrazar con cuidado a las personas que quieres. Otros desgraciadamente no lo haremos nunca porque esas personas ya no están con nosotros", comienza la reflexión de Ana Obregón. Y añade: "Cuando podáis abrazad a las personas que queréis, sin límites, sin miedo, con pasión y mucho amor… todo el tiempo. Porque al final esos abrazos se quedan para siempre en tu corazón y en tus recuerdos y puedes revivirlos cuando quieras".

ana obregon aless 2

La segunda de las imágenes que ha subido Ana en este día.

Las palabras más bonitas de Ana Obregón en el Día Internacional del Abrazo

"Yo vivia de tus infinitos abrazos cuando estabas aquí y ahora sobrevivo gracias a esos abrazos que se han convertido en eternos", dice Ana para terminar. Y es que, desde que su hijo Aless falleciese el pasado mayo de 2020, la presentadora usa sus redes sociales casi en exclusiva para homenajear al empresario, que murió a los 27 años. 

ana obregon aless 3

La galería de imágenes que ha subido Ana en el Día Internacional del Abrazo tiene fotos tan bonitas como ésta.

Muchos de los mensajes de la presentadora tienen una misma moraleja: querer mucho antes de que sea tarde. Ella, tristemente, lo ha experimentado en los últimos meses, por eso no deja pasar cada pequeña oportunidad que tiene para recordarnos cuánto quería a su único hijo. 

Ana está saliendo poco a poco de su poso de tristeza, y apoyos no le faltan. Su familia y amigos están volcados con ella, y sus miles de seguidores no dejan de mandarle todo el cariño (virtual) que las redes sociales permiten.