La vida de Antonio Orozco (capítulo 4): su gran decisión y una de las mujeres de su vida

En este paseo por la vida de Antonio Orozco no podemos dejar de hablar de Carmen, una de las mujeres más importantes de su vida. Además, revivimos sus primeros años como cantante.

antonio orozco apertura

Continuamos repasando la vida de Antonio Orozco. No re pierdas sus inicios en la música y una de las grandes mujeres de su vida.

Redacción / M.A.

Con 25 años, Antonio Orozco había aprendido a enfrentarse a los golpes que da la vida como si ésta fuera un combate de boxeo. De eso sabía un poco, porque, tras dejar el fútbol –actuar en bares no era compatible con los entrenamientos y los partidos–, empezó a practicar boxeo, una disciplina que le enganchó y a la que sigue dedicando tiempo cada semana.

antonio orozco boxeo

Antonio Orozco y su amigo Pablo López practicando boxeo juntos.

El futuro artista compaginaba esa nueva afición con su trabajo de informático y con sus actuaciones en locales, donde se fue puliendo y preparando para lo que el destino le tenía preparado. Porque en 1997 ocurrió algo. En una cena de empresa, interpretó varias canciones y un chico llamado José Manuel Oca, que trabajaba con él y pertenecía al grupo musical La luna les canta, le dijo que le podía presentar a unos amigos para grabar algunos de sus temas en maquetas. «Nunca imaginé que mis canciones podrían gustarle a alguien», asegura Antonio, a quien la vida, por fin, parecía sonreírle.

Todo por la música

El joven Antonio vendía las maquetas en los bares sin atreverse a pensar en ir más allá, pero su música y su voz quebrada hicieron que un productor, Xavi Pérez, se fijara en él después de que una de aquellas grabaciones cayera por casualidad en sus manos. Y así empezó todo.

antonio orozco xavi perez

Antonio Orozco y Xavi Pérez, su íntimo amigo y productor tristemente fallecido en 2016.

Un año después de aquel encuentro con quien sería su productor durante más de dos décadas, Antonio todavía seguía trabajando de informático, tenía un buen sueldo, podía cantar por las noches en los bares, se estaba comprando un piso y, aparentemente, tenía todo lo que un joven de su edad podía desear.

Sin embargo, sentía que le faltaba algo. Su alma de artista estaba ganando terreno y llegó un momento en el que, consciente de que la música era lo más importante de su vida, decidió jugársela a «todo o nada»: dejó su trabajo y renunció a su estabilidad para luchar con todas sus armas y con toda su alma por el que era su sueño desde los 15 años. 

Su madre es su mayor fan, pero no soporta sus vaqueros rotos

Así, con dedicación y perseverancia, después de encajar el rechazo de algunas discográficas, el hospitalense grabó su primer disco, «Un reloj y una vela», teniendo como padrino al cantante Parrita. Fue este cantaor quien, el mismo día que se conocieron, después de escucharle, le dijo: «Súbete a mi Mercedes», y se lo llevó directamente a la discográfica Horus, con la que Antonio grabó su álbum de debut, que costó 9.500 euros, y del que vendió 80.000 copias.

antonio orozco un reloj y una vela

'Un reloj y una vela', el primer disco de Antonio Orozco.

La promoción del disco fue un trabajo en equipo entre él, que llamaba a las emisoras haciéndose pasar por un personaje inventado, Carlos del Sol, para que pusieran el cedé; y su madre, que, con un desparpajo increíble, se ocupaba de hacer publicidad en los supermercados del barrio.

Esta mujer, Carmen Ferrón, merece un capítulo aparte porque ha sido y sigue siendo una figura irremplazable en la vida de Orozco. Ella es su inspiración en muchos sentidos y quien siempre le ha ayudado a tocar de pies en el suelo. Y es que, como explicó Antonio en el programa "Mi casa es la tuya", Carmen empezó a trabajar a los 11 años y ha continuado haciéndolo a pesar de la vida acomodada que ha podido llevar tras el éxito de su hijo. «Me levanto y sigo trabajando, para que nunca te olvides de lo duro que es levantarse a las siete de la mañana», le ha repetido a Antonio hasta la saciedad. De hecho, aunque siente devoción por él, le sigue riñendo y cuidándolo a su manera.

antonio orozco madre

Antonio Orozco con su madre, Carmen, y su hermano Marcos.

Por ejemplo, Carmen no soporta que lleve vaqueros rotos y un día, cansada de regañarle sin que le hiciera caso, cogió uno de sus pantalones deshilachados y se lo cosió hasta que quedó perfecto. A su hijo casi le dio un pasmo.

Ahora, a los 72 años, la madre de Antonio Orozco se ha hecho «influencer» y tiene una cuenta de Instagram con 95.000 seguidores que estrenó en marzo del 2018 y en la que se define como «it girl y madre de mi Marcos, mi Jesús y mi Antonio». Además, tiene un grupo de baile flamenco y le ha pedido a su hijo que algún día les deje actuar como teloneras en uno de sus conciertos.

Pero Carmen no ha sido la única mujer de la vida del cantante, en el próximo capítulo, te contamos todo sobre la que fue su gran amor...