Antonio Orozco vive la aventura más increíble de su vida

El cantante surca las aguas del océano Atlántico a bordo de un velero

Antonio Orozco vive la aventura más increíble de su vida

Antonio Orozco posando con mascarilla frente al velero con el que está navegando.

E.C.

Lo que está viviendo Antonio Orozco este verano, no son unas vacaciones cualesquiera. El cantante se ha embarcado (nunca mejor dicho) en una aventura difícil de igualar. Desde hace unas tres semanas Antonio surca las aguas del océano Atlántico viviendo una de las experiencias más increíbles que nadie pueda vivir. Bajo el hashtag #LaRegata, el cantante está publicando una especie de "diario de abordo" de sus vacaciones que no tiene desperdicio.

Antonio Orozco navega por el océano Atlántico

Está claro que el catalán se atreve con todo. Prueba de ello son las fotos y vídeos que está compartiendo y que son, simplemente, espectaculares. Algunas de las grabaciones que ha publicado son de delfines que nadaban a toda velocidad junto al velero. ¡No te lo pierdas!

 

El cantante está viviendo un verano inolvidable

Si hay algo que puede mejorar el avistamiento de los delfines es hacerlo en compañía. Sus compañeros de tripulación forman parte de estas vacaciones tan especiales del cantante. Con ellos se le puede ver a bordo de la embarcación y también disfrutando en algunas de las paradas que han hecho en los puertos a lo largo de la travesía.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Cobrando tripulación en #Portugal quien más se apunta ? Ya está casi todo listo #VueltaAlMunfo #LaRegata

Una publicación compartida de Antonio Orozco (@antoniorozco10) el

 

“El océano Atlántico es abrumador”

Con esta sencilla y contundente frase, el cantante intenta describir cómo es y cómo le hace sentir el océano por el que navega. Antonio explica timón en mano las sensaciones que le produce navegar, lo que cual no parece fácil de conseguir. 

Un viaje, sin duda, inolvidable con el que, el cantante no solo desconectará unas semanas, también volverá con las pilas cargadas para subirese a los escenarios. Y es que, el catalán se muere de ganas de retomar los conciertos y el cara a cara con su público.