Beatriz, la madre de Anna y Olivia, comparte una emotiva carta de agradecimiento

Beatriz Zimmerman, la madre de Anna y Olivia, ha escrito una emotiva carta para agradecer el cariño con el que ha sido tratada por los medios y por la gente

anna y olivia

La madre de Anna y Olivia ha escrito una bonita carta de agradecimiento.

M.A.

A través de la cuenta oficial de Instagram @bringbackhomeannaandolivia, que gestionan las mejores amigas de Beatriz Zimmerman, la madre de Anna y Olivia ha querido dirigirse directamente, y por primera vez, a todos los que hemos seguido el caso de sus hijas, tanto desde el lado de los medios como desde los espectadores. En la carta publicada no hay otra cosa que palabras de agradecimiento: por cómo se ha sentido, por cómo ha sido tratada y por el acompañamiento que recibe en los que, sin duda, están siendo los peores momentos de su vida. 

A la espera de dar con el cuerpo de Anna, la pequeña de las hermanas (el pasado jueves por la noche se cumplían los peores presagios tras encontrarse el de Olivia), Beatriz ha encontrado un hueco en su dolor y ha querido, de alguna manera, "devolvernos" con sus palabras el cariño que todo un país le ha enviado. "Deseo que la muerte de Anna y Olivia no haya sido en vano. Y que aunque ahora sintamos el mayor odio, desesperanza y dolor, no sea para traer más sufrimiento al mundo sino lo contrario. Que trascienda en amor para los niños en forma de protección, educación y respeto", esribe Beatriz. 

A continuación puedes leer la carta íntegra:

 

El caso de Anna y Olivia, un ejemplo extremo de violencia vicaria

"Gracias a ellas se conoce el significado de la violencia vicaria", explica Beatriz en su carta, y alega: "Espero que las leyes se pongan más duras protegiendo a los niños. Ellos no tienen porqué cargar con esa mochila, y si el amor se acaba lo más importante es el bienestar de los niños". 

 Según la Ley de Violencia de Género, la violencia vicaria es "toda conducta ejercida por el agresor que sea utilizada como instrumento para dañar a la mujer". Es decir, en este caso, la utilización de sus hijas por parte de Tomás Gimeno para infringir el máximo dolor a su expareja.