Brad Pitt: conquistado por la modelo alemana Nicole Poturalski

El actor y la modelo han pasado unos días de vacaciones en la Provenza francesa, donde él tiene un castillo

Brad Pitt: conquistado por la modelo alemana Nicole Poturalski

Muchos ven parecido entre Angelina Jolie y Nicole Poturalski, la nueva ilusión de Brad Pitt.

G.G.P.

El verano de Brad Pitt está terminando en buena y nueva compañía. Hace unos días pudimos ver al actor viajar hasta Francia, donde tiene una mansión-castillo en el campo, concretamente al sur del país. Su acompañante, la modelo alemana Nicole Poturalski, que parece ser su nuevo romance tras un tiempo rodeado de rumores acerca de sus posibles parejas y el turbio e interminable​ divorcio con Angelina Jolie, su ex mujer. 

La modelo y el actor fueron vistos en el aeropuerto Le Bourget, cerca de París, desde donde se dirigieron hacia el idílico paraje vacacional. Ni más ni menos que un castillo ubicado en la zona de la Provenza Francesa que cuenta con más de 30 habitaciones, cultivos de viña, spa, jacuzzi y todo lo imaginable a la altura del protagonista de ‘Once Upon a Time in Hollywood’.

La modelo, madre soltera de 27 años, cosecha una carrera en la moda internacional, habiendo sido portada de las más importantes revistas del sector y habiendo trabajado para prestigiosas firmas de moda.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

It was a good day

Una publicación compartida de Nico (@nico.potur) el

Brad Pitt confirma su nueva ilusión por Nicole Poturalski

La relación ha sido confirmada por el actor mediante una nota de prensa, en la que asegura que la pareja se están conociendo y que van a pasar unos días de vacaciones juntos. Pese a no haber colgado imágenes juntos, por las ubicaciones de las fotografías que ha subido la modelo a su perfil de Instagram, podemos ver que hace vida entre Berlín y Los Ángeles, seguramente unos viajes motivados por querer estar cerca de su chico. Brad Pitt no tiene Instagram -y nunca lo tendrá, por lo que confirmó en una rueda de prensa presentando su última película-, así que nos tenemos que quedar con la ventanita a su romance que puede ofrecer el de ella.