Camilo Blanes, hijo de Camilo Sesto, preocupación por su estado de salud

Un vídeo publicado por el mismo Camilo Blanes alertó a sus seguidores y a la prensa

Camilo Blanes, hijo de Camilo Sesto, preocupa por su estado de salud

Una de las imagenes de Camilo Blanes en su perfil de Instagram.

G.G.P.

Un vídeo compartido por el mismo Camilo Blanes, hijo de Camilo Sesto, en redes sociales hizo saltar todas las alarmas. ¿Cuál es el verdadero estado de salud físico y anímico del músico? La verdad es que ya hace meses que han surgido distintas dudas sobre cómo está Blanes, sobre todo tras la muerte de su progenitor. Su madre, Lourdes Ornelas, tampoco ayuda a apaciguar las aguas, dando espacio para la duda siempre que ha hablado de forma pública sobre esta cuestión.

Camilo Blanes, al ver el revuelo que habían generado estas imágenes en su perfil de Instagram las eliminó rápidamente y, este mismo fin de semana, su madre intervenía en Viva la Vida, en Telecinco, para aclarar la situación. Ella misma contó que “él lucha por estar bien” y que “de hecho, está bien”, aclarando que tiene una rutina llena de actividades saludables como “correr, escribir, nadar…”, que le estaría ayudando a remontar anímicamente tras la muerte de Camilo Sesto.

Asumiendo poco a poco la ausencia de Camilo Sesto

Pese a que toda la familia está todavía atravesando un proceso de duelo, cada vez están volviendo más a la normalidad y asimilando la pérdida de una pieza tan importante para ellos como fue Camilo Sesto. De hecho, Camilo Blanes acaba de publicar un disco para homenajear a su padre y rendirle el tributo musical que se merece. El disco se ha lanzado en México, aunque su vida actual está ligada a España, un lugar en el que “se respira tranquilidad”, tal y como él mismo explicó también a Viva la Vida.

No es la primera vez que tanto Camilo Blanes como su madre han tenido que aclarar su estado de salud, y es que se podría decir que no siempre ha tenido unos hábitos de vida tan sensatos y saludables como ahora. De hecho, en pleno confinamiento, su madre explicaba que estar en casa le había servido para recapacitar y redireccionar su vida, tomando otro tipo de actitudes y actividades más beneficiosas para su salud mental y física.