Carla Vigo se sincera sobre la muerte de su madre: "No se supera"

Carla Vigo ha hablado por primera vez sobre su madre, la hermana de la reina Letizia, que falleció en el 2007. Érika Ortiz ha dejado una profunda huella en su hija

carla vigo

Carla Vigo ha hablado con sus seguidores en Instagram de su madre, fallecida en 2007.

M.A.

El 7 de febrero del año 2007 aparecía el cuerpo sin vida de Érika Ortiz, hermana pequeña de la reina Letizia, en su domicilio madrileño. Tenía 31 años y una hija de 6: Carla Vigo. Hoy, esa niña es una joven que está abriéndose paso en el mundo de la interpretación (ha debutado en la obra 'Yerma') y es muy querida por sus casi 30.000 seguidores en Instagram. 

Y precisamente en esta red social ha sido donde Carla Vigo ha decidido hablar por primera vez sobre su madre, Érika Ortiz. En una ronda de preguntas con sus followers, la actriz se ha sincerado como nunca sobre el triste suceso que le tocó vivir cuando era muy pequeña. Ante la pregunta de qué echaba más de menos de su infancia y qué cambiaría, Carla lo tuvo claro: "A mi madre. Y no tener tantas preocupaciones, entre otras cosas". 

erika ortiz carla vigo

Carla Vigo tenía solo seis años cuando perdió a su madre, Érika Ortiz (en la imagen junto a su abuelo paterno).

Algunos seguidores de Carla no conocían la historia de su madre

Los seguidores de Carla Vigo en Instagram son tan jóvenes como ella o incluso más, así que la muerte de Érika Ortiz es un hecho completamente ajeno para ellos. De hecho, al ver las respuesta de la sobrina de la reina, uno de ellos no pudo evitar preguntarle "¿Qué le pasa a tu mamá?". "Murió cuando yo tenía seis años", explicó Carla con total naturalidad. 

Puestos a sincerarse, continuó abordando el fallecimiento de su progenitora: "Espero que esto sirva de algo a alguien: no se supera y menos de la forma que me pasó a mí", explicaba la joven, y añadía: "Hay distintas etapas por las que vas a pasar: 1) Negación, piensas que es una broma. 2) Aceptación, es la más dura porque te da un golpe de realidad y te das cuenta de que no la verás más. Y 3) Aprender a vivir con ello, es la más fácil", decía.