Carmen Sevilla: la actriz que le dio portazo a Hollywood

Muy tímida para la frivolidad de la meca del cine, rechazó un contrato de la todopoderosa Paramount y volvió a España, constatando otra vez que gozaba de fama, pero el amor se le resistía

Carmen Sevilla

Entre ella y Frank Sinatra hubo química, pero las adicciones del cantante y actor destruyeron la magia.

Redacción

En el tercer capítulo dedicado a la vida de Carmen Sevilla, explicamos cómo fue la experiencia de la intérprete en la meca del cine, donde se codeó con los grandes. Eso sí, nunca llegó a acostumbrarse a Hollywood y acabó dándole portazo. Todo ello, sin acabar de encontrar el amor que tanto ansiaba.

Tras desgranar cómo se convirtió en estrella y relatar su infancia y juventud, nos metemos de lleno en su etapa al otro lado del charco. Y es que, al convertirse en una de las estrellas de la pantalla española, un directivo de Paramount le ofreció su primera película en Hollywood y Carmen Sevilla dio un salto hacia la meca del cine.

Allí, rodó varias producciones y se prodigó por los ambientes artísticos, pero la frivolidad que vio no se ajustaba a sus valores de mujer ultratradicional y, aunque le ofrecieron un contrato de seis años, decidió declinar la oferta y volverse a España.

Una elección que la llenó de felicidad hasta que constató algo tremendamente doloroso para ella: era una artista querida y aclamada pero, en el capítulo del amor, una perfecta analfabeta.

La vida parecía negarle encontrar el amor

Para Carmen, con sus amigas ya casadas o en capilla, lo más importante era casarse y formar un hogar, pero la vida parecía empeñada en negarle esa ilusión.

Guiada por Cupido, le dio una oportunidad a Lucho del Villar, con quien empezó un noviazgo con anillo de pedida y planes de boda incluidos. Pero el destino, que está escrito desde que nacemos, había anotado otro nombre en la página dedicada a su matrimonio…

Descubre mucho más sobre una de las grandes leyendas de nuestro cine en tu Revista Pronto.