Coto Matamoros: “Mi hermano Kiko es estiércol, me avergüenza como ser humano”

El antiguo polemista se ha vuelto a instalar en España, tras pasar por un monasterio budista

Coto Matamoros

Coto ha ejercido de “coach” emocional en el extranjero.

Redacción

Reaparece Coto Matamoros tras una larga temporada ausente de España. Ahora reside en Campello, Alicante; prepara un variopinto programa en Internet y ha roto con su última novia. Además, arremete más duro que nunca contra su hermano, Kiko Matamoros.

“Básicamente, estoy en España para ver a mi hija pequeña, porque mis otros cuatro hijos viven fuera. Vine a Campello a visitar a un amigo, me pilló la pandemia y aquí estoy confinado. Y estoy montando un programa sobre actualidad política y social en Internet”.

PRONTO: ¿Qué te pasó con tu última novia?

COTO MATAMOROS: Rompimos en septiembre tras cinco años de relación. La distancia acabó en separación, porque yo he decidido quedarme aquí y ella vive fuera de España.

P.: Eres “coach” emocional...

C.M.: Lo era. Daba conferencias, montaba talleres... Fuera soy una persona anónima, aquí pesa demasiado mi pasado. Hay demasiados prejuicios...

Imposible una reconciliación con Kiko Matamoros

P.:¿Nunca te reconciliarás con tu hermano Kiko?

C.M.: Jamás, ése es estiércol puro. Me avergüenza como ser humano.

P.: O sea, que no te veremos en su próxima boda con Marta.

C.M.: Si esa chica está despistada y le aguanta, allá ella. Kiko ha llegado a un punto de degeneración absoluta... Es un ser desagradable.

P.: ¿Mantienes algún tipo de relación con su ex, Makoke?

C.M.: He hablado alguna vez con ella. Pero mi ruptura con Kiko me hizo tacharle a él y a todo lo que conlleva.

“No me falta de nada”

P.: ¿Estás contento con tu vida?

C.M.: Cuando uno hace lo que le gusta es feliz, el dinero ya vendrá, y si no viene, te adaptas. Si tu prioridad es el dinero, todo sale mal. Yo he vivido sin tener nada, salí de un monasterio budista con una mano delante y otra detrás, y aquí sigo. No me falta de nada.