Enrique del Pozo, muy ilusionado por casarse con su novio Rubén Sánchez

El colaborador televisivo planea su boda con el culturista Rubén Sánchez

ENRIQUE DEL POZO

Enrique del Pozo acudió a un estreno en Barcelona.

Redacción

Tras dejar de colaborar en “Viva la vida”, Enrique del Pozo tiene varios proyectos profesionales entre manos aunque el que más le ilusiona atañe a su vida personal, ya que planea casarse con su novio desde hace un año, el culturista Rubén Sánchez. Eso sí, su pareja no pudo acompañarlo al estreno del nuevo espectáculo del Cirque du Soleil en Barcelona, donde tu Revista Pronto pudo hablar con él. 

PRONTO: ¿Cómo es que has venido sin tu chico?

ENRIQUE DEL POZO: Porque Rubén está con un proyecto importante que aún no puedo comentar.

P.: Se comentaba que podría ir a "Supervivientes".

E. D. P.: ¿Perdona? No, no, en absoluto.

“Me gustaría una preboda con mis amigos de Roma”

P.: Adelántanos algo de tu boda.

E. D. P.: Primero de todo, Rubén ha de divorciarse de su exmarido, con quien tiene muy buena relación. Me gustaría hacer una preboda con mis amigos de Roma. Mucho fiestón no voy a hacer, porque tampoco está la cosa económicamente para tener 200 invitados.

P.: Has estado una década en Italia. ¿Echabas de menos tu país?

E. D. P.: Sí. Tras llegar, volví a televisión gracias a "Viva la vida". El director, Raúl Prieto, me dio una oportunidad y le estoy muy agradecido.

P.: ¿Por qué dejaste el programa?

E. D. P.: Había un ritmo que no me terminaba de convencer y creo que yo tampoco estaba dando la talla. Ya no estaba feliz allí. Hay personas al lado de las cuales no me apetece estar.

Del Pozo confesó en una ocasión que había dejado la televisión por culpa de Antonio David. 

"Deseo a las Campos lo mejor y que les vaya bonito"

P.: Últimamente, hay bastante tensión entre Terelu y Makoke.

E. D. P.: Sólo puedo decir que Makoke es una persona excepcional y a mí nunca me ha defraudado. Respecto a las Campos, he estado 10 años en Italia esperando que tuvieran empatía en algo muy gordo que pasó, pero a mí no me han pedido disculpas ni se me ha dado las gracias y, por eso, no me interesan. A la gente que no sabe ser agradecida, no la quiero a mi lado.

P.: ¿Qué te ha pasado?

E. D. P.: No merece la pena decirlo. Prefiero estar cerca de las personas que realmente valoro y me valoran. Deseo a las Campos lo mejor, sobre todo a María Teresa, y que les vaya bonito.

Encuentra la entrevista completa a Jesús del Pozo en las páginas de tu Revista Pronto.