Gloria Estefan confiesa que sufrió abusos sexuales a los 9 años

En el programa que protagoniza con su hija y su sobrina, la cantante cubana ha animado a las víctimas a denunciar a los depredadores

gloria estefan

La artista aseguró que hacía tiempo que quería compartirlo, pero que estaba esperando el momento y el lugar perfectos para ello.

Redacción

"El 93% de los niños abusados conocen y confían en sus abusadores. Y yo lo sé porque fui uno de ellos". Con esta demoledora frase, Gloria Estefan dio inicio a una de las charlas que mantiene regularmente en el programa "Red Table Talk" con su hija, Emily, y su sobrina, Lili.

En este espacio de Facebook Watch, las Estefan tratan temas de actualidad, familiares, experiencias personales... y la cantante de origen cubano pensó que ése sería el mejor sitio en el que revelar el calvario por el que pasó cuando sólo tenía 9 años, algo que deseaba compartir desde hacía tiempo con el público para animar a las víctimas a denunciar.

"Mi madre confiaba en ese hombre porque era de la familia, aunque no de la familia cercana –relató Gloria–. Tenía una posición de poder porque mis padres me metieron en su escuela de música e, inmediatamente, él le dijo lo talentosa que yo era y que necesitaba una atención especial. Mi madre se sentía muy afortunada de que él estuviera tan pendiente de mí".

"Tu madre está sola. Si se lo dices, la mataré"

gloria estefan madre hermana

Gloria, su hermana y su madre en la época en la que su padre estaba en Vietnam y un profesor de música, y familiar suyo, la amenazaba.

Según contó la intérprete de "Mi tierra", "empezó poco a poco y luego fue muy rápido. Yo sabía que eso no podía pasar y, cuando se lo dije, me contestó: “Tu padre está en Vietnam y tu madre está sola. Si se lo dices, la mataré”".

La pequeña Gloria empezó a inventarse todo tipo de excusas para no ir a sus clases. De hecho, en el programa pudieron escuchar unas cintas de casete que su padre y ella se mandaban a modo de cartas. En una de ellas le decía que las clases eran muy aburridas y él le respondía que el profesor le había dicho a su madre que ella era una estrella nata.

"Se me empezó a caer el pelo –continuó Gloria– y, finalmente, una noche, a las tres de la mañana, corrí a la habitación de mi madre porque no lo soportaba más, y se lo conté. Entonces vino la policía a casa y le dijeron a mi madre que no presentara cargos porque yo pasaría por un trauma peor si tenía que testificar".

Gloria afirma que lo que peor lleva es que por no haber denunciado, otras muchas víctimas pasarían por lo mismo, porque, al comentarlo con la familia, su madre descubrió que una de las tías de Gloria había sido víctima de la misma persona, cuando vivían en Cuba.