Grandes éxitos de Malú como compositora y cantante

La artista acaba de lanzar 'Tejiendo alas'

Grandes éxitos de Malú como compositora y cantante

C.A.

Malú y su novio, Albert Rivera, ultiman los detalles antes de la llegada de su primera hija juntos. La cantante y el abogado están ilusionados con esta nueva etapa que afrontarán a finales de mayo, tal y como confesó la madrileña hace unos días en las distintas entrevistas que concedió con motivo del lanzamiento de Tejiendo alas, el single que le dedica a su bebé. Pese al confinamiento, la artista pudo publicar esta emotiva canción antes del parto, que será la última antes de la baja laboral que la tendrá centrada en su maternidad.

Los fans tendrán que esperar unos cuantos meses antes de volver a escuchar una nueva composición de su cantante favorita. Sin embargo, tendrán tiempo para disfrutar algunos de sus grandes éxitos, que en el caso de la madrileña se cuentan por decenas. Con 38 años de edad, la sobrina de Paco de Lucía presume de una extensísima discografía, en la que se aglutinan once discos de estudio, cinco álbumes recopilatorios, tres directos y un documental.

Sin lugar a dudas, la trayectoria profesional de Malú es una de las más extensas de la música nacional. La pareja de Albert Rivera lleva en la música más de dos décadas. Los primeros pasos artísticos los dio con apenas 15 años, después de que en una fiesta familiar el productor Jesús Yanes se percatara del enorme potencial de aquella adolescente.

 

Éxito de Malú con ‘Aprendiz’ su primer disco

En más de una entrevista asegura que aquellos primeros guiños musicales tuvieron más que ver con una excusa para saltarse las clases. No obstante, aquella joven llevaba en su ADN el talento de una de las sagas artísticas más importantes del país. La cantante se había criado en el ambiente flamenco, ya que su padre, Pepe de Lucía, fue un conocido cantaor y productor que trabajó con artistas de la talla de Camarón, Remedios Amaya y Antonio Gades.

Fue precisamente con uno de aquellos jóvenes con los que trabajó su progenitor, Alejandro Sanz, el detonante del primer disco de la intérprete. Emulando una de las citas más famosas de Julio César, Aprendiz llegó, vio y venció. Aquel primer álbum, que contó también con la colaboración de Pedro Guerra, obtuvo cinco discos de platino y se mantuvo en la lista de AFYVE durante 60 semanas consecutivas y su primer sencillo, que da nombre al disco, estuvo en todo lo alto de los singles más radiados en España.

Su impronta en la música fue fulminante, ya que en apenas unas semanas obtuvo el reconocimiento a mejor artista en los Premios Amigo. A finales de aquel año, la discográfica Pep’s Records decidió llevar a cabo su primera gira y firmó un contrato con Walt Disney Records para formar parte de la banda sonora de la película Mulán.

 

Cambiarás, un álbum desgarrador

Con un solo trabajo discográfico había nacido una estrella y no se trataba de un fenómeno artístico efímero. Malú llegó con la intención de quedarse y sin haber finalizado su tour de presentación en Latinoamérica, su compañía publicó su segundo trabajo, Cambiarás, que fue uno de los 50 más vendidos con 150.000 copias. El single más aplaudido, Duele, era una composición tema desgarradora con el que la artista confirmaba su capacidad interpretativa y vocal.

La mayoría de edad llegó en 2001 y con ella un nuevo trabajo, Esta vez, primero de su carrera bajo el sello de Sony BMG. Grabado en Miami con la colaboración de Antonio Carmona, Teo Cardalda, Noel Molina y la producción de Estéfano. Malú regresaba por la puerta grande alcanzando los tres discos de platino en España. Su segundo single, Toda, supuso un giro radical y logró un nuevo éxito esta vez para la pista de baile. Debutó en el puesto número cuatro de la lista de ventas, la posición más alta de sus tres proyectos musicales hasta la fecha y superó las 300.000 copias vendidas. Según los expertos, Esta vez marcó un punto de inflexión y su gira por España y Latinoamerica la confirmó como una de las artistas más asentadas del panorama musical.

Dos años después, María Lucía apuesta por adentrarse en nuevos sonidos, alejándose de las baladas que la habían definido hasta ese momento. Otra piel, su cuarto álbum, fue grabado entre Miami y México, y contó con las colaboraciones de Antonio Orozco en Devuélveme la vida, uno de los mayores éxitos de Malú, Amary Gutiérrez y David de María. Otros singles más radiados fueron Enamorada e Inevitable. Apenas necesitó promoción, ya que se posicionó rápidamente entre los más vendidos de aquel 2003 y alcanzó el disco de oro con 80.000 copias.

 

Debut como productora en su quinto álbum

El más personal llegó dos años después, por eso decidió titularlo Malú. Por primera vez, la artista decide atreverse en la producción, que se llevó a cabo en Madrid y Londres. Se mantuvo 37 semanas en la lista de los 100 álbumes más importantes de 2005 y debutó en el puesto número dos. Alcanzó 100.000 copias (disco de platino) gracias al tirón de canciones como Te conozco desde siempre, Diles o Sabes bien.

Tras la buena experiencia como productora, la intérprete decidió repetir experiencia en Desafío, tomando también la iniciativa en la selección de los temas. Si estoy loca fue el primer sencillo y No voy a cambiar, el segundo, canciones que mantuvieron este trabajo durante 45 semanas en las listas de AFYVE y volvieron a procurarle otro disco de platino. Precisamente fue esta gira (120 conciertos por todo el país) una de las más importantes de su carrera, ya que por primera vez colgó el cartel de no hay entradas en Madrid y Barcelona.

En 2007, y a punto de cumplir una década en la música, la cantante decide grabar su primer recopilatorio, Gracias, que fue acompañado de un tour por toda España. Sin embargo, en pleno concierto en Badalona, Malú se encontró indispuesta y tuvo que cancelarla temporalmente para ser intervenida de la vesícula. Según relató ella misma al espacio de entrevistas Mi casa es la tuya, durante aquella operación temió por su vida y fue consciente de la necesidad de tomarse su carrera con más calma para disfrutar más de su faceta personal. No obstante, decidió regresar a los escenarios para terminar sus compromisos sin el beneplácito de los médicos.

 

Vive: punto de inflexión

Vive, su séptimo álbum, fue una declaración de intenciones y un punto de inflexión. En su primera semana en el mercado ocupó la segunda posición de los más vendidos en España. Nadie fue uno de los sencillos que obtuvo mayor éxito. Durante el making of del videoclip, la cantante aseguró que en esta composición la Malú más pasional se enfrenta a la más tierna. “Está encerrada en esa jaula en la que sufre de desamor y no tiene esa valentía para en un momento dado arrancar con todo y tirar hacia delante. Entonces, aparece esa otra Malú que lleva dentro, mucho más fuerte ante la vida y rompe con todo”, definió la artista. 

 

Inicios como compositora en Guerra Fría

Guerra fría (2010) es el primero en el que incluye temas compuestos por ella misma. El primer sencillo, Blanco y negro está entre los más emblemáticos de toda su carrera. Fue número uno de la lista de ventas nada más salir al mercado y se mantuvo vivo durante dos años (97 semanas) logrando un hito sin parangón en la músia nacional. Este hit fue reconocido como la mejor canción nacional de la edición de los Premios 40 Principales de 2011.

 

Consagración definitiva de Malú

Tres años después, tras lanzar su segundo recopilatorio, Dual, y de participar como coach en la primera edición de La Voz en España, lanzó Sí, el trabajo discográfico más importante y con mayor repercusión de su carrera. A prueba de ti fue el primer sencillo, que salió a la venta en octubre y se colocó en el número uno en las listas de ventas durante dos semanas consecutivas, consiguiendo el disco de oro en la primera y el de platino en la tercera.

En noviembre, después de la grabación de la segunda temporada del concurso musical de Telecinco, arrancó en Valencia la gira con todas las entradas vendidas. Seis días después ofreció un inmenso espectáculo en un Palacio de los Deportes de Madrid hasta la bandera, y lo mismo sucedió 14 días después en el Palau Sant Jordi. En enero de 2014, el sencillo A prueba de ti fue número uno en Los 40 Principales y en febreo Promusicae certificó el doble disco de platino con 80.000 copias vendidas.

En medio del éxito de este noveno trabajo, Malú firmó varios contratos de imagen y lanzó su primera fragancia. Pero el fenómeno no parecía que tuviera visos de difuminarse, ya que en octubre llegó el triple platino y el premio Ondas a la mejor artista del año. Noviembre fue el mes elegido para hacer historia al llenar hasta en cuatro ocasiones el Barclays Center de Madrid y en dos ocasiones el Palau de Barcelona, logrando reunir a casi 100.000 personas. La primera artistas femenina que lograba un hito de esta envergadura y que confirmaba su madurez y continuidad en la industria.

Dos años más tarde, y sin apenas descanso, la compositora publicó Quiero, el primer sencillo de Caos, número uno en iTunes a las pocas horas de su lanzamiento. Incluye 12 canciones cargadas de optimismo, buen rollo y su fuerza habitual. Una vez más, Malú es autora de algunas de las canciones y contó con la colaboración de su hermano, José de Lucía, autor de Mi mundo en el aire y Me despido. La gira arrancó en abril de 2016 en Ciudad de México y volvió a repetir la hazaña de llenar cuatro veces el recinto madrileño.

Oxígeno es su último trabajo discográfico. El anticipo llegó con Invisible, compuesto por ella misma y en el que apuesta por nuevos sonidos. Estamos ante otro nuevo éxito de la cantante, que rápidamente jalona la lista de los más vendidos, al igual que sucedió con Ciudad de papel, el segundo single, Contradicción y Llueve alegría, un tributo a su tío Paco de Lucía, junto a Alejandro Sanz, su padrino profesional.