Isabel Pantoja y su hijo, Kiko, sufren problemas económicos

Todos sus planes de trabajo se han venido abajo con la pandemia

Isabel Pantoja y su hijo, Kiko, sufren problemas económicos

Isabel le ofreció a su hijo pasar el confinamiento con ella en Cantora.

Redacción

El confinamiento por el coronavirus no sólo le ha traído a Isabel Pantoja el miedo por la posibilidad de que la enfermedad pudiera entrar en su finca de Cantora, donde está recluida junto con su anciana madre, doña Ana, sino que ha entreabierto la puerta a una nueva e inesperada dificultad: la falta de ingresos por el parón en Mediaset, donde la artista tenía firmado un contrato millonario que le garantizaba trabajo durante un buen tiempo. Pero, si mal están las cosas para la popular tonadillera, peor se presentan para su primogénito, Kiko Rivera

Kiko Rivera, con problemas económicos pero sin perder el buen humor

Kiko ha tenido que recurrir a la ayuda del Gobierno de 700 euros para sobrevivir. Kiko, de 36 años y que tiempo atrás ingresó cantidades ingentes de dinero, que gastó en juergas y drogas, vive prácticamente de ese ingreso y de lo que le pagan a su mujer, que mantiene alguna colaboración televisiva. Kiko reconoce estar muy arrepentido por el despilfarro de aquellos tiempos (llegó a gastarse 200.000 euros en un mes), pero tiene claro que no puede cambiar el pasado. Sí se ha propuesto no repetirlo. Mientras tanto, lo cierto es que él y su mujer, no pierden la alegría, puedes ver aquí cómo se entretienen en el confinamiento.

Más detalles, en tu revista Pronto esta semana.