J. J. Benítez: "Moisés, en el monte Sinaí, no habló con Dios, sino con extraterrestres"

El escritor y periodista lleva años recabando indicios sobre vida extraterrestre

jj benitez ovnis

J.J. Benítez confiesa que es bastante escéptico.

Redacción

Siendo un niño le encantaba mirar las estrellas y preguntarse si allí arriba había vida extraterrestre. Entonces Juanjo Benítez no sospechaba que se dedicaría a investigarlo de forma profunda. Ahora lleva cerca de cinco décadas recabando indicios sobre los fenómenos OVNI, y el autor de "Caballo de Troya" acaba de publicar “Mis primos” (Editorial Planeta), donde reúne más de 250 casos registrados en todo el mundo desde la antigüedad que dan fe de la vida extraterrestre. “Ellos están en la Tierra desde mucho antes de la aparición del hombre”, asegura Benítez.

J.J. Benítez: “Estoy seguro de que los extraterrestres existen”

PRONTO: Has escuchado cerca de 12.000 testimonios en el mundo sobre la existencia de ovnis y vida extraterrestre. ¿A ti te costó creer?

J.J. BENÍTEZ: Al principio, y también ahora, cuando alguien me cuenta un caso soy bastante escéptico, aunque yo he hablado ya con miles de personas que los han visto y estoy seguro de que existen. Es imposible que tanta gente de épocas y lugares diferentes se haya puesto de acuerdo para mentir.

P.: ¿Por qué, a pesar de las evidencias, siempre ha existido un descrédito social tan extendido ante la existencia de seres de fuera de nuestro planeta?

J.J.B.: Porque no interesa. Aceptar el fenómeno ovni como un fenómeno extraterrestre significaría para muchos estamentos, ya sean militares, eclesiásticos o científicos, una revisión de todo lo que sabemos. No queremos aceptar que pueda haber centenares de civilizaciones muchísimo más adelantadas a la nuestra, porque habría que revisar parámetros en muchos aspectos.

P.: ¿Cómo nos influyen los extraterrestres?

J.J.B.: Las religiones, por ejemplo, han sido una creación de ellos. Hace 3.300 años, Moisés subió al monte Sinaí y tuvo un contacto supuestamente con Dios, y eso creó la religión judía. Pero no era Dios, porque éste no es un asesino, no mata a gente, no esclaviza, no permite que el hombre maltrate a la mujer. La conclusión es que Moisés no vio a Dios.

Encuentra la entrevista completa a J.J. Benítez en las páginas de tu Revista Pronto.