Joaquín desvela la divertida historia de cómo comenzó con su mujer

El futbolista se emocionó al ver entrar a su mujer, por sorpresa, en el plató. ¡Mira el vídeo!

joaquin su mujer historia de amor

Joaquín y Susana llevan quince años juntos.

N.D.

Cualquier cosa que Joaquín exprese es motivo de risa y cachondeo. El carismático futbolista del Betis, fanático de contar chistes, ha explicado la divertida historia de cómo conoció a su mujer en el programa de Bertín Osborne, al que acudió para presentar su libro 'Vivir con arte'. ¡Así empezó su historia de amor!

A Susana no le caía bien Joaquín

Joaquín levanta pasiones allá por donde va, porque tiene una personalidad que enamora y contagia buena energía, aunque para la que ahora es su mujer, no siempre ha sido así, ya que confesó que al principio, no le caía bien el jugador. El futbolista, aficionado a "narrar las jugadas" de la Isla de las tentaciones, se ha sincerado en 'El show de Bertín', el programa de Bertín Osborne que se emite en Telemadrid y Canal Sur. 

El gaditano ha acudido al plató de su gran amigo para presentar el libro que acaba de lanzar, 'Vivir con arte', una recopilación de los mejores momentos de su trayectoria profesional en los campos de fútbol. 

Fue allí también donde abrió su corazón para explicar la divertida historia de cómo se inició su relación con su mujer, con la que lleva quince años casado y para su sorpresa, apareció en el plató. Él, visiblemente emocionado y feliz, la recibió piropeándole: "¡Qué guapa te has puesto! ¡Para mí no te pones tan guapa!".

Una vez comenzaron la amena charla, Susana detalló cómo fueron los inicios con el futbolista: "Me lo presentó un amigo de los dos. Luego nos estuvimos viendo unos cuantos meses", explicó. "A mí no me caía nada bien, lo veía muy espabilado. Ya una noche me quedé sola y él se acerca a mí y me dice: '¿Qué haces hablando conmigo si tú a mí no me puedes ver?'".

Joaquín, que se lo pasó en grande junto a Pablo Motos, no se quedó callado y explicó su propia versión, afirmando que antes de tener la primera cita, "quedamos lo menos cuatro o cinco veces". Y entre risas, contó que durante el primer encuentro bebió mucho agua: "No sé por qué me dio por ahí. Compré tres o cuatro botellas de agua. Para decir: 'es que los deportistas bebemos mucha agua'. ¡Y me tuve que beber toda el agua! ¡Me tiré toda la noche en el baño y cada vez que quería atacar me entraban ganas de ir al baño!"

La pareja, más enamorada que nunca, tiene en común dos niñas, Salma y Daniela.