Kiko Rivera, muy afectado psicológicamente, hace su confesión más dura

El cantante ha visto afectada su salud desde que comenzó el conflicto con Isabel Pantoja

Kiko Rivera

Kiko Rivera ha tomado una importante decisión.

S.C.P.

Kiko Rivera se encuentra en un momento muy complicado: todo el enfrentamiento con su madre, Isabel Pantoja, le ha pasado factura en su salud. Así lo ha explicado él mismo a través de un vídeo de sus redes sociales. 

La última y polémica entrevista que hizo Kiko Rivera le ha dejado completamente agotado: "Ya no puedo más. Mentalmente, estoy destrozado. Ayer fue otro domingo más pasando por este trago".

"Tengo que mirar por mi salud, tengo que mirar que esto me ha afectado de todas las maneras", ha asegurado el cantante y ha desvelado que "he engordado la ostia, tengo una ansiedad que te cagas y esto hay que solucionarlo".

Así pues, parece que el hijo de Isabel Pantoja ha tomado una decisión para solucionar su problema: "Ponerte manos a la obra y dejar esto apartado. Me refiero a no volver a sentarme a explicar las mil y una cosas que tengo por contar".

Según ha explicado el Dj, esta situación incluso le está afectando en su relación con Irene Rosales, su familia, sus amistades y su trabajo. "Ya me está afectando a mi día a día. Tengo mal humor, peleo con mi mujer, peleo con mis amigos… Hay veces que no tengo ganas de nada y básicamente estoy hasta la...", ha desvelado.

 

Irene Rosales desaconsejó a Kiko Rivera que hiciera la entrevista

La mujer de Kiko Rivera está muy preocupada por él. Es por eso que Irene no quería que hiciera esa polémica entrevista y le aconsejó que no fuera. "Irene le aconsejó que no fuera a esta cuarta entrevista, ella no estaba de acuerdo", ha contado la periodista Paloma García Pelayo en El programa de Ana Rosa.

Por otro lado, ha asegurado que Kiko Rivera "ha dicho que esta semana se va a dedicar a las acciones legales, pero que de momento no va a seguir sentándose".