Linda Evangelista: este fue el tratamiento estético que le desfiguró la cara

La ex top model ha confesado que sufre depresión desde que se sometió a este tratamiento

linda evangelista operacion

Linda acaparaba portadas de revistas y su presencia era imprescindible en todas las pasarelas. Hoy, es una mujer que lucha por aceptar su actual físico.

Redacción

La que fue una de las modelos más cotizadas de los años 90 hace tiempo que está fuera del ojo público. El motivo de la desaparición mediática de Linda Evangelista ha sido la depresión que la modelo canadiense, de 56 años, arrastra desde hace tiempo debido a un tratamiento estético que, según ha declarado, la ha "desfigurado brutalmente".

Así lucía la modelo en sus años de máximo apogeo profesional:

Una demanda de 42,8 millones de euros

Ha sido la propia Evangelista quien ha decidido contar al mundo su actual situación. "Hoy doy un gran paso para enmendar un mal que he sufrido y guardado para mí durante más de cinco años", ha explicado la modelo.

Linda ha relatado que el tratamiento al que se sometió consiguió el efecto contrario a lo que le prometieron, aumentando sus células de grasa en el rostro, dejándola "irreconocible" y "permanentemente deformada, incluso tras haber pasado por dos dolorosas cirugías para corregirlo". Linda ha demandado a la clínica por lo que ellos definen como "un raro efecto secundario" y pide 42,8 millones de euros de indemnización por negligencia.

La modelo en una de las pocas imágenes suyas que comparte en redes: