Lucía, la desconocida hija de Kiko Matamoros, detenida por la policía

La hija de Kiko y Marían Flores, Lucía Matamoros, fue detenida junto a una amiga el pasado fin de semana por insultar a dos agentes de la Policía Nacional

kiko matamoros lucia policia

La noche de fiesta de Lucía, la hija de Kiko Matamoros, acabó mal.

V.P.

Lucía, la hija de Kiko Matamoros, ha protagonizado un tenso episodio con las autoridades. La mujer de 36 años y una amiga suya fueron detenidas el fin de semana tras increpar a dos policías después de una noche de fiesta.

Lucía Matamoros es una de las más desconocidas del clan, pero su apellido la delata. Voz populi ha sacado a la luz este escándalo que salpica a uno de los miembros más discretos de la familia. 

Al parecer, el pasado sábado a las 5 de la mañana, Lucía se encontraba en un local disfrutando de la noche madrileña, pero algo se torció. Ella y una amiga se quejaron de recibir un mal trato por parte de los vigilantes de seguridad del local y llegaron a llamar a la policía. 

El conflicto de Lucía Matamoros y una amiga con la policía

Cuando los agentes se personaron y hablaron con ambas partes, concluyeron que no había delito, y esto fue lo que supuestamente habría provocado la ira de ambas. Según este mismo diario, la hermana de Laura Matamoros y su amiga empezaron a insultar a los agentes con varios descalificativos.

Aunque es muy discreta, podemos encontrar algunas imágenes de Lucía en las redes sociales de sus hermanos:

"Ojalá tengáis una hija y una madre y les peguen un tiro", "¿Para eso os pago el sueldo?" O "Sois unos h**os de p**a", entre otros, fueron solo algunas de las frases que habrían pronunciado. Lejos de quedarse aquí, las jóvenes acabaron atacando a los policías, que decidieron detenerlas por un delito de desacato y atentado contra agentes de la autoridad.

El mismo medio asegura que el conflicto prosiguió en el coche, y es que las mujeres habrían llegado a escupir a los agentes y a causar daños en el vehículo policial. Una vez trasladadas a una comisaría del centro de Madrid, pasaron la noche en el calabozo.