Mario Biondo: nueva información sobre las personas que estuvieron con él la noche de su muerte

Las pesquisas de una empresa especializada han conseguido un importante avance en el caso del marido de Raquel Sánchez Sillva

Mario Biondo

El marido de Raquel Sánchez Silva fue hallado muerto en su domicilio y las primeras investigaciones concluyeron que se había quitado la vida.

Redacción

Aunque pueda parecer propio del argumento de una película, lo cierto es que todas las dudas que envolvían la muerte de Mario Biondo podrían despejarse transcurridos ocho años de su fallecimiento. El cámara italiano, entonces casado con Raquel Sánchez Silva, perdió la vida el 30 de mayo del 2013 y la justicia española concluyó que se trataba de un suicidio.

La familia de Mario nunca dio por buena esta versión, lo que llevó a reabrir el caso en Italia y, más recientemente, a contratar los servicios de Emme Team, una firma especializada en Internet que, como avanzamos hace unas semanas, logró confirmar que el cámara no estaba solo en casa la noche de su muerte.

Pippo Biondo: "Uno es un hombre cercano a la viuda"

La investigación llevada a cabo por los profesionales de la citada empresa ha podido, finalmente, identificar a las dos personas cuyos móviles se conectaron a perfiles de las redes sociales de Mario, uno de ellos utilizando la red wifi de casa de los Biondo Sánchez.

A la espera de hacer entrega de sus conclusiones a la Fiscalía General de Palermo, no han hecho públicas las identidades de éstas, pero, desde el entorno del italiano, se han producido algunas filtraciones. "Una de las dos personas que estaban en casa con Mario esa maldita noche del 30 de mayo ha sido ya identificada. Te puedo confirmar que es un hombre, que tiene 50 años y es cercano a la viuda", ha asegurado Pippo Biondo, padre del cámara, al diario "La Razón".

Mario Biondo padres

Pippo y Santina, los padres de Mario, nunca creyeron que su hijo pudiera haberse suicidado.

"Dos personas que podrían ser consideradas sospechosas"

Fuentes de Emme Team han dado más datos sobre la ardua labor que han llevado a cabo en conversaciones con "La Vanguardia", medio al que han explicado que, en el 2014, el asesor designado por la Fiscalía de Palermo aseguró que no existían datos de interés para la investigación, cuando en realidad hay miles de folios e información que les ha permitido dar con las dos personas que estaban con Mario y que podrían ser consideradas sospechosas.

A la primera, la descubrieron gracias a los registros telefónicos y a la cabecera de los contratos de Internet recuperados por la policía de Madrid en su momento, mientras que, a la segunda persona, la han identificado a través del estudio de cada una de las direcciones IP y la geolocalización.