Mario Vaquerizo nos abre su corazón en su entrevista más personal

El marido de Alaska tiene la agenda repleta de proyectos profesionales

Mario Vaquerizo

Mario se define como un anfitrión ideal.

Redacción

Tan simpático, cercano y amable como siempre, Mario Vaquerizo habló con tu Revista Pronto sobre su momento vital: su relación con Alaska, proyectos profesionales, fiestas, su salud. ¡No te pierdas todo lo que nos contó!

PRONTO: Mario, ¿cómo eres como anfitrión?

MARIO VAQUERIZO: Soy bastante generoso, y me suelen poner un sobresaliente cuando ejerzo ese papel. Me gusta que la gente se sienta cuidada y bien tratada y me encanta celebrar. Soy muy patriarcal. Aunque no soy padre, ejerzo de padre y madre de las personas a las que quiero.

P.: Hablando de ser patriarcal, ¿te ha quedado la espinita de ser padre?

M.V.: A veces pienso que sí y otras que no. Va a días. También creo que sería una faena para ese Marito o Alaskita tener un padre que no está dispuesto a renunciar a su día a día ni a sus conciertos. Soy muy tradicional, por la educación que me dieron mis padres, pero mi vida es incompatible con eso y me gusta mucho. A esto se une que Alaska no tiene instinto maternal para nada.

“Olvido y yo celebraremos nuestro 25º aniversario en México”

P.: Acabáis de cumplir 21 años de vuestra boda en Las Vegas.

M.V.: Sí, y estoy deseando que lleguen los 25 para poder celebrar las bodas de plata.

Alaska y Mario, poco antes de su boda:

P.: ¿Ya hay planes para celebrar el cuarto de siglo juntos?

M.V.: Sí, Olvido y yo somos muy germánicos y organizados y ya hemos hablado de ir con nuestra familia y amigos más cercanos a México, su tierra natal. Los chicos iríamos vestidos de charros y las chicas, de niñas de 15 años, que celebran esa edad con vestidos pomposos y tutús.

Su paso por Tu cara me suena, una experiencia maravillosa

P.: ¿De qué actuación te sientes más orgulloso?

M.V.: Sinceramente, de todas, porque definen muy bien la banda sonora de mi vida, empezando por 'Grease' y siguiendo por Raffaella Carrà.

Mario, el día que dio vida a Charo Baeza: 

P.: ¿Con qué compañeros has hecho más migas?

M.V.: Con todos, aunque el Monaguillo es mi nuevo novio, ja, ja, ja. Nos llamamos así. Hemos sido uña y carne.

P.: La relación con el jurado, ¿también es así de buena?

M.V.: Sí. Es un jurado como tiene que ser, severo y justo. Además, con Latre y Chenoa he trabajado; Lolita es amiga, viene a mi casa y yo voy a sus cumpleaños; y con Àngel Llàcer, a quien no conocía, me he llevado fenomenal. Para mí, la mejor puntuación fue una frase de Lolita, que me dijo: “Mario, la estrella del programa eres tú”.

"Me divierte tanto el teatro como la música"

P.: Suenas como posible presentador de “Drag Race España”...

M.V.: Eso son rumores que han corrido en redes sociales, pero no me han ofrecido presentarlo. Aprovecho para decir que me han suplantado la identidad en Twitter, los denuncié hace cuatro años, pero aún no me han hecho caso. Yo sólo tengo Instagram.

P.: ¿Cómo te va con los "podcast" de “Historia con Mario”?

M.V.: Yo soy periodista y, en este caso, ejerzo como profesor. Es divertido explicar la historia de España según el programa oficial de segundo de Bachillerato a los estudiantes y también a quienes, como yo, se nos ha olvidado parte de nuestra historia.

P.: También sigues en el Teatro Calderón con “La última tourné”. ¿Te divierte más el teatro o actuar con las Nancys Rubias?

M.V.: Las dos cosas. Yo no pretendía hacer de actor, me lo ofrecieron para un fin de semana y se han convertido en 200 representaciones.

P.: ¿Cuándo volverás a actuar con las Nancys Rubias?

M.V.: No estamos paradas. De hecho, en enero grabaremos un disco, “Orquesta Nancy”, en el que interpretaremos éxitos de otros artistas.

P.:¿Cómo te encuentras de tu artrosis crónica?

M.V.: Ahí voy. Con cuidado y mucha gimnasia, yendo al fisioterapeuta y fortaleciendo la zona afectada. Ahora llevo una temporada que estoy bien, pero voy con cautela.