Alaska y Mario Vaquerizo: una historia de amor de lo más original

1999 y 2011 fueron dos años muy importantes para Alaska y Mario, ya que celebraron sus dos bodas (la segunda, con la casa llena de cámaras). 21 años después, son una de las parejas más estables de la tele.

mario vaquerizo y alaska

Mario Vaquerizo y Alaska forman una bonita pareja.

M.A

Alaska y Mario Vaquerizo se conocieron en 1999, cuando él empezó a trabajar para ella. Cupido les lanzó una flecha y dio de lleno porque, sólo seis meses después, estaban dándose su primer ‘sí, quiero’ en Las Vegas. Ella iba vestida de Dolly Parton y él, de Elvis Presley. 

alaska y mario boda las vegas

Alaska y Mario en su primera boda, en Las Vegas.

Los 11 años que se llevan no fueron un impedimento para ellos (Alaska tenía entonces 36 y Mario, 25), y ahora, más de dos décadas después, la pareja sigue junta ¡y feliz como el primer día! Aunque al principio la cantante era muy reacia a hablar en público de su vida privada, poco a poco fue venciendo esa timidez y la popularidad de Mario, que entonces era representante de famosos, empezó a subir como la espuma. 

alaska y mario jovenes

Alaska y Mario el año que se conocieron.

En estas dos décadas han tenido tiempo de todo. Alaska y Mario nos han mostrado su casa, su boda, y nos han hecho sentirnos parte de su grupo más cercano de amigos. 

Cuando Alaska y Mario nos abrieron su casa de par en par

Era 2011 cuando MTV propuso a la pareja grabar un reality sobre sus vidas, similar al de la familia Osbourne, que tanto triunfó en Estados Unidos y Gran Bretaña. No se lo pensaron dos veces: ¡Alaska y Mario nos dejaron entrar en su casa durante cinco temporadas!

alaska y mario casa

Alaska y Mario posando en su colorida casa.

Tal fue el éxito del programa que la pareja tuvo que pedir públicamente que, por favor, los fans dejasen de tocar al timbre de su portal, en pleno centro de Madrid. 

La segunda boda de Alaska y Mario tuvo lugar en Madrid

12 años después de aquella primera ceremonia en Las Vegas y conscientes de que, a ojos de la ley, ese matrimonio no era válido en España, Alaska y Mario celebraron una segunda boda, esta vez en Madrid y con un testigo de excepción: las cámaras de su reality. 

alaska y mario boda madrid

Alaska y Mario en su segunda boda, en Madrid.

Esta vez sí: rodeados de su nutrido grupo de famosos amigos y en un céntrico hotel de la capital, la pareja celebró su enlace por todo lo alto… y el material filmado fue el final de la primera temporada de su programa. 

Alaska y Mario saben mezclar trabajo y amor

En esa época, y aunque ya eran muy conocidos antes, fue cuando se hicieron famosísimos para el gran público gracias a su reality. Alaska y Mario encadenaban un trabajo con otro y su matrimonio era un éxito tanto personal como laboral. 

Hasta con el doblaje de animación se han atrevido: Mario Vaquerizo y Alaska han sido la voz en la versión española del matrimonio Frankenstein en la franquicia ‘Hotel Transylvania’.

alaska y mario hotel transylvania

Alaska y Mario doblan al matrimonio Frankenstein en ‘Hotel Transylvania’.

Y eso de trabajar juntos les ha debido funcionar a las mil maravillas, ya que este año la pareja está triunfando en las tablas del Teatro Calderón de Madrid con la obra ‘La última tourné’, junto a su querida Bibiana Fernández.

alaska y mario la ultima tourne

Alaska y Mario protagonizan la obra ‘La última tourné’.

21 años después de su boda, Alaska y Mario no pueden hacer un balance más positivo de su relación

Quién iba a decirles en 1999 a aquellos jóvenes vestidos de Elvis y Dolly Parton que iban a convertirse en una de las parejas más estables (¡y rentables!) de este país. Hoy, tanto a Alaska como a Mario las marcas se los rifan y todos los programas quieren tenerlos de invitados. El último gran éxito laboral de la cantante ha sido ponerse al frente de ‘Cine de barrio’. El pasado 26 de septiembre Concha Velasco le dio el relevo tras casi una década presentándolo. 

alaska cine de barrio

Alaska es la nueva presentadora de ‘Cine de barrio’.

Mario Vaquerizo, divertido, auténtico y espontáneo, y Alaska, más comedida, un pelín tímida y muy dulce, forman, sin duda, una de las parejas más queridas, admiradas y buena gente de nuestro país. ¡Por muchos años más, pareja!