Marta López Álamo antes y después: todas las operaciones de la novia de Kiko Matamoros

El cambio físico de Marta López en los últimos años es evidente, y ella misma no tiene reparos en reconocer, uno a uno, todos sus retoques (que no han sido pocos)

marta lopez alamo antes y despues

El antes y el después de Marta López Álamo tras pasar por varias operaciones y retoques.

M.A.

Viendo imágenes de Marta López Álamo antes y después, es imposible no darse cuenta de cómo ha cambiado la novia de Kiko Matamoros. Ella nunca ha negado ni las veces que ha pasado por el quirófano ni los retoques estéticos a los que se ha sometido, pero lo que sí que no tolera es, primero, que la acusen de haber retocado partes de su cuerpo que son naturales y, segundo, que sus principales críticas vengan de otras mujeres. 

Marta achaca muchos de sus cambios a los procesos naturales del cuerpo: ella empezó como modelo a los 17 años y ahora tiene 24, evidentemente el cuerpo de una mujer cambia constantemente a esa edad. Además, también ha tenido que superar un trastorno alimentario, por lo que es normal que haya imágenes suyas con más y con menos kilos. Ahora, tras haber luchado mucho, Marta está feliz con su cuerpo, que es además su principal herramienta de trabajo. 

marta lopez 2016

Marta López Álamo en 2016, antes de operarse el pecho, la nariz y retocarse los labios.

¿Por cuántas operaciones de estética ha pasado Marta López Álamo?

La novia de Kiko Matamoros ha pasado tres veces por el quirófano, dos para retocarse el pecho y una, para la nariz: "tenía el tabique desviado y ancho, no me gustaba", explicaba Marta en su canal del MtMad donde, además, subió el antes y el después.

Respecto al pecho, siempre ha dicho que no es que fuese una chica plana, pero que al ser muy alta, se encontraba más a gusto con un busto más voluminoso. Primero se puso prótesis anatómicas por debajo del músculo, pero no quedó contenta y las cambió: "ahora llevo prótesis redondas por encima del músculo, de 400 gramos", afirmaba en el mismo vídeo.

marta lopez 2017

Marta López Álamo en 2017.

Y respecto a los retoques...

El relleno de los labios es, sin duda, su retoque más llamativo. Es un proceso clínico, que no precisa de cirugía, y sus resultados son visibles al momento. Hasta en tres ocasiones afirma Marta López Álamo que se ha pinchado los labios, eso sí, siempre con rellenos semipermanentes. ¡Y una vez lo hizo para quitarse! Tras una de las sesiones, consideraba que le habían dejado los labios demasiado hinchados y decidió dar un paso atrás. "No creo que tenga unos labios exagerados. Para gustos los colores y a la que le tienen que gustar es a mí", decía Marta. Aquí la vemos con una boca más carnosa de la que luce ahora:

marta enero 19

En enero de 2019 Marta lucía así. Después, se quitó algo de labios.

Y también en la misma zona lleva Marta López Álamo uno de sus retoques más llamativos: la sonrisa. Aunque reconoce que no estaba del todo descontenta con su dentadura natural, "prefería una sonrisa más perfecta", cuenta Marta en uno de sus vídeos de IGTV. 

Dicho y hecho. La novia de Kiko se puso en manos de profesionales que le diseñaron la dentadura que mejor se adaptaba a su boca, pudiendo elegir ella misma la forma y el tamaño de los dientes, y hasta el tono de blanco. 

Photo shared by MARTA LÓPEZ ÁLAMO

Marta López Álamo tras ponerse fundas de porcelana este año.

Acusada de haber pasado por operaciones que no se ha hecho

Aunque el antes y el después de Marta López Álamo es más que evidente, hay zonas de su cuerpo que la novia de Kiko Matamoros no se ha tocado y por las que sus seguidores le preguntan constantemente qué se ha hecho. Una de ellas es la cintura: ella misma desmintió haberse extirpado las costillas flotantes para parecer más esbelta, tal y como se dijo.

Pero por la no-operación que, sin duda, ha tenido que dar más explicaciones, es por la de su trasero. Respecto a un supuesto retoque, Marta explicó de manera tajante que no, que no se ha operado, y pedía por favor que no comparasen el aspecto de sus glúteos en la actualidad con el de hace unos años, cuando estaba intentando superar una anorexia nerviosa. "No se puede comparar el culo de una niña de 17 años que pesa 39 kilos, al de una mujer de 55 o 60...", quiso aclarar.

Marta se muestra abiertamente partidaria de la cirugía

Mientras que hay famosas que no reconocen un retoque o una operación por más llamativa que esta sea, Marta López Álamo se ha mostrado partidaria de pasar por el quirófano para mejorar. En su canal, la influencer decía: "si tenéis un complejo podéis hacer dos cosas: os adaptáis a él y os conformáis, que es súper respetable, o decidís cambiarlo, que también es totalmente lícito". Y respecto a las críticas por haberse retocado tanto siendo tan joven, ella lo tiene claro: ¿porque te operes a los 20 ya eres menos que nadie? ¿Qué tienes que esperar, a hacerlo a los 40?