Miguel Bosé se opone a que sus hijos sean reconocidos como hermanos de los de su ex

El deseo del cantante es que los cuatro niños vivan con él, pero que no se les reconozca legalmente como hermanos

Miguel Bosé rechazó en el juicio la paternidad de los cuatro hijos

Miguel Bosé en una entrevista en el programa El Hormiguero.

E.C.

Miguel Bosé y su expareja, Nacho Palau, se enfrentan desde el lunes 19 de octubre en los tribunales por el futuro de sus cuatro hijos. Una de las primeras informaciones que ha trascendido del juicio es que el cantante niega la paternidad de los cuatro niños. Eso sí, desea que todos ellos, Diego, Tadeo, Ivo y Telmo, vivan juntos. Parece que el principal objetivo de Miguel es que el juez no reconozca como hermanos a Diego y Tadeo (hijos biológicos de Miguel) respecto a Ivo y Telmo (hijos biológicos de Nacho Palau). De este modo, ni él ni Nacho, serían padres de los cuatro niños, sino solo de los que ya lo son biológicamente. 

Nacho Palau salida juzgados

Nacho Palau a su salida de los juzgados de Pozuelo de Alarcón, Madrid.

Miguel Bosé no quiere que Nacho Palau pueda decidir en la educación de los niños

En el fondo, todo apunta a que la preocupación del artista es que su expareja, Nacho Palau, tuviera derecho a tomar decisiones sobre la educación y forma de vida de los cuatro hijos, cosa que se confirmaría si se le reconociera la paternidad de Diego y Tadeo, los dos hijos biológicos de Miguel Bosé. De momento, solo puede decidir sobre Ivo y Telmo.

Ahora solo queda esperar la decisión del juez. Nada más acabar el juicio, Miguel se marchó inmediatamente de vuelta a México, evitando en todo momento cruzarse con la prensa y hacer ningún comentario acerca del proceso judicial. Por su parte, Nacho imaginamos que se marchó a Chelva, donde reside, y donde ha conseguido un trabajo en una fábrica de embutidos.

Nacho Palau Miguel Bose paseando

Miguel Bosé y Nacho Palau juntos paseando por la calle.

Los niños podrían vivir a 9.000 km de distancia y en entornos muy distintos

Lo que realmente está en juego en este juicio es el futuro de Diego, Tadeo, Ivo y Telmo, ya que, si el juez decidiera que no son hermanos, los hijos de Miguel vivirían con el cantante en México llevando un nivel de vida muy por encima de los hijos biológicos de Nacho Palau, dado que, hoy por hoy, la situación económica del escultor no es equiparable a la de su expareja, Miguel Bosé. Así, los hijos de uno y de otro crecerían a miles de kilómetros de distancia y en ambientes muy distintos.

Miguel Bose Disneyland

Miguel Bosé posando con los cuatro niños en un parque de atracciones.