Miguel Sánchez Encinas tiene a Chenoa más enamorada que nunca...

La cantante elogia la labor que está haciendo su prometido contra el coronavirus

Chenoa, cada día más enamorada y orgullosa de Miguel Sánchez Encinas

Chenoa y Miguel Sánchez Encinas posando en el photocall de una presentación.

E.C.

A estas alturas ya conocemos un poco más la vida y el carácter de Miguel Sánchez Encinas, el futuro marido de Chenoa. Hace tan solo un año era un completo desconocido en la crónica social, pero, a día de hoy, ya se puede decir que es uno de los protagonistas indiscutibles del mundo rosa.

Desde que se hicieron públicas las primeras fotografías de la pareja que confirmaban su relación, sus planes han tenido que cambiar y adaptarse a las nuevas circunstancias. Y es que, como ya informamos hace unas semanas, por culpa del coronavirus, tuvieron que cancelar la boda que tenían prevista para el próximo 14 de junio hasta que se pueda organizar y celebrar con tranquilidad y seguridad. La cantante lo explicaba resignada a través de una videollamada en el programa Espejo Público: “Estamos en pausa y creo que vamos a tener que aplazar para hacerlo bien".

Chenoa Miguel boda

Chenoa y Miguel Sánchez Encinas tenían previsto casarse el próximo 14 de junio.

Chenoa, más orgullosa que nunca de su prometido

Aunque la cantante no se caracteriza por sus demostraciones públicas de amor hacia su futuro marido, lo cierto es que desde que su relación comenzó a ser conocida, parece que se siente más cómoda y no duda en enviar mensajes a Sánchez Encinas vía redes sociales.

Una de las últimas muestras de este cariño lo hemos visto en un stories de su Instagram, en el que la cantante escribía esta declaración de amor sin tapujos: “Te amo, mi vida. Orgullosa de ti siempre”. Y es que, aunque Chenoa siempre ha presumido del trabajo y la trayectoria profesional de Miguel, al ser parte de uno de los grupos de riesgo de contagio del coronavirus, la cantante está especialmente orgullosa de su labor y del coraje y valentía con que la está ejerciendo.

 

Recordamos que Miguel es un urólogo de fama internacional Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad Complutense de Madrid. También estudió cirugía robótica y laparoscopia en L’Institut Mutualiste Montsouris de París. Además, es jefe del Departamento de Cirugía robótica y Urooncología del Hospital Rey Juan Carlos I de Móstoles (Madrid) y del Hospital Ruber Internacional en Madrid y profesor en la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Rey Juan Carlos (Madrid).

Encinas urologo prestigioso

Miguel Sánchez Encinas es un urólogo de prestigio internacional.

Miguel, amante de la vida sana

Al futuro marido de Chenoa le encanta practicar deporte, especialmente, correr. Así que, después de mes y medio sin poder ponerse las zapatillas debido a las restricciones del confinamiento, el urólogo debe estar contento de poder salir a correr el próximo sábado.

La que está también entusiasmada con los efectos que está teniendo practicar  ejercicio en casa es su prometida. Y es que Chenoa presume de abdominales en sus redes con una amplia sonrisa de satisfacción y con estas palabras: “Una sonrisa misión cumplida. Ya empiezo a notar el deporte y estoy muy contenta. Pq no siempre tengo ganas la verdad. Así que bueno una sonrisa.🙏😊❤ #trixpack camino al #sixpack 🤣🙄🙈”.

 

Romántico y solidario

No es de extrañar que Chenoa esté encantada con Miguel. Y es que, entre las virtudes del urólogo, hay dos que nos gustan mucho y que no abundan: el romanticismo y la solidaridad.

Los detalles que ha tenido con Chenoa y que han trascendido son encantadores. Uno de los que más nos gusta es el lugar que eligió para pedirle matrimonio. ¿Quién puede negarse a una pedida de mano en lo más alto del Monte Aventino, en Roma?

Chenoa y Miguel Sánchez Encinas son pareja desde febrero de 2019.

Chenoa y Miguel Sánchez Encinas son pareja desde febrero de 2019.

Otro de los rasgos de su carácter es el de ser empático y solidario. Al menos es lo que se deduce de sus declaraciones en las redes sociales, como esta que acompaña un vídeo con aplausos dirigidos a los sanitarios.