Mila Ximénez pierde las fuerzas pero no el optimismo

La colaboradora de "Sálvame" sigue batallando contra el cáncer y cuenta con todo el apoyo de sus amigos, que la sostienen anímicamente

Mila Ximenez Belen Esteban

Mila llegó al hospital arropada por su amiga Belén Esteban.

Redacción

Luchando poco a poco contra una enfermedad tan complicada como el cáncer, Mila Ximénez ha vuelto a demostrar que es una mujer muy fuerte y con muchas ganas de retomar su vida cuanto antes, gracias al tratamiento experimental al que se está sometiendo en la Clínica la Luz de Madrid a la que acude con asiduidad. 

A estas citas hospitalarias, Mila nunca va sola. Siempre tiene cerca a sus hermanos o a sus amigos íntimos para que la acompañen y le den todo su apoyo en esta lucha sin cuartel contra el cáncer que le diagnosticaron en junio del 2020. 

Una de las veces que la vimos en el hospital la semana pasada, iba con su gran amiga, Belén Esteban, y con Raúl Prieto. Muy pendientes de su amiga en todo momento, tanto Belén como Raúl demostraron que mantienen una maravillosa relación de amistad con su compañera, a la que están ayudando en este duro bache que está viviendo. Poco días antes, habia acudido junto a otra compañera y amiga, Belén Rodríguez. 

Un tratamiento contra el cáncer especialmente duro 

En esta última visita, tras varias horas en el interior de la clínica, Mila volvió a salir con serias dificultades para caminar y con un ojo tapado ya que, a juzgar por las imágenes, el nuevo tratamiento que sigue desde abril está siendo especialmente duro con su salud. Pero lejos de perder las ganas, Mila está dedicando todas sus fuerzas para superar cuanto antes este duro trance y retomar su trabajo en televisión. 

Sus compañeros de TV esperan su regreso 

Allí la esperan todos con ganas de verla de nuevo. Nos lo dijo Antonio Montero, con quien en tu Revista Pronto hemos hablado acerca de la situación que vive su compañera. "Me acuerdo de ella todos los días y espero que se recupere, es una mujer que ha trabajado muchísimo y, desgraciadamente, la enfermedad le ha pillado en un gran momento profesional y familiar. Yo le pido que sea fuerte y que no pierda nunca la esperanza de que se va a curar. Un bache de salud como éste te descoloca, sí, pero confío en que este nuevo tratamiento que le están haciendo sea lo suficientemente efectivo como para que recupere el ánimo. Mila siempre ha tenido un gran apego a la vida".

Mila, en su última intervención en Sálvame, donde tiene muchas ganas de regresar: