Mila Ximénez: todo sobre su gran amor, Rafael Aguilera

Tiramos de hemeroteca para recuperar la gran historia de amor de la vida de Mila Ximénez: el hombre del que estuvo perdidamente enamorada

mila ximenez

El gran amor de Mila Ximénez fue también el más desconocido para la prensa.

M.A.

La agitada vida amorosa que tuvo Mila Ximénez es de sobra conocida. Desde sus relaciones más estables y famosas como la de Manolo Santana, a sus romances esporádicos como el de Pepe Sancho, la larga lista de hombres a los que la sevillana estuvo unida de alguna manera ha sido siempre confirmada de primera mano por ella misma, que nunca tuvo reparos a la hora de reconocer con qué hombres había estado. 

Pero de una de sus relaciones siempre fue más reticente a la hora de hablar: los secretos del romance que mantuvo con Rafael Aguilera, un empresario y psiquiatra afincado en Tánger (Marruecos), se los ha llevado a la tumba. 

De Rafael siempre se dijo que fue su último gran amor. Vivieron una relación intermitente que duró una década, aproximadamente entre 1988 y 1998, y lo suyo fue tan discreto como apasionado. Eso sí, este romance no fue del todo fácil para ninguno de los dos: Rafael no llevaba nada bien la fama televisiva de la sevillana y Mila, consciente de que si dejaba su trabajo y esa relación fracasaba, en el futuro se quedaría sin nada, le puso la condición de que solo se retiraría si se casaban. 

Ese matrimonio nunca llegó y, pese a que la pareja se adoraba, finalmente tomaron caminos separados. "He tenido una persona muy especial durante muchos años, de la que he estado enamorada mucho tiempo. Se llama Rafael. Ahora estamos en un momento de reposo, probablemente nos volvamos a encontrar pero de momento estoy sola y bien. Él tiene una forma de vida distinta a la mía. Él vive en Marruecos y yo en España", relató Mila entonces. 

Nunca llegaron a hacer pública su relación posando como pareja

Rafael siempre fue poco amigo de las cámaras, por lo que el romance entre ambos jamás estuvo en el ojo público. Ambos lo llevaban con gran discreción, planeando escapadas en Tánger, Sevilla o Madrid siempre que sus agendas se lo permitían.

Aunque en 1998 se separaron, lo cierto es que nunca llegaron a perderse de vista: la última vez que se encontraron fue en el año 2010, cuando Mila ya trabajaba en 'Sálvame'.

Ocho años después Rafael Aguilera fallecía de un infarto en un restaurante. La casualidad quiso que la muerte del gran amor de Mila Ximénez tuviera lugar a menos de 500 metros de su casa. La sevillana quedó devastada, y así quiso mostrarlo en televisión. 

mila 1

Mila solo habló en televisión de Rafael Aguilera tras la muerte de este.

Con el tono afilado que la caracterizaba, Mila Ximénez quiso enviar en directo un mensaje a la hija del que fuese su gran amor, que no era partidaria de su romance: "He amado profundamente a tu padre, y nada va a mancharlo (...) No creo que haya mayor homenaje que decirle públicamente 'te quiero', porque lo ha oído muy pocas veces, sobre todo de ti".