Olga Moreno, dolida por los insultos de Gianmarco Onestini

Olga Moreno estaría más que dolida debido a la actitud de Gianmarco Onestini hacia ella y su familia desde que terminó 'Supervivientes'. ¿Quién crees que lleva razón?

olga moreno gianmarco onestini

Olga Moreno y Gianmarco Onestini siguen enfrentados.

M.A.

Tras el huracán que supuso su victoria en 'Supervivientes' y su posterior especial 'Ahora, Olga', Olga Moreno está manteniendo un perfil bajo de cara a los medios y disfrutando de su familia, a la que no ha visto en cuatro meses. Pero, pese a que hace ya días que la mujer de Antonio David no habla públicamente, su entorno sí que lo ha hecho. Fuentes cercanas a Moreno han revelado al diario La Razón que, actualmente, la madrastra de Rocío Flores está muy dolida con Gianmarco Onestini, su compañero en la final del programa de supervivencia. 

Onestini, que acudió al 'Deluxe' la semana siguiente de haber quedado segundo en 'Supervivientes' para dejar clara su opinión de que Olga Moreno no había sido una justa vencedora, se despachó a gusto tanto con ella como con su marido, calificándolos de traidores y soltó frases tan duras como "Ha hecho trampas en todas las pruebas, es una falsa, pero ¿qué se puede esperar de alguien que está con Antonio David?". 

Pese a haber sido grandes amigos en el programa, parece que Gianmarco no lleva nada bien que el cheque de 200.000 euros se lo llevara Olga. "Ha sido una tramposa y una ladrona", remató el italiano, en referencia a la crema de cacao que Olga le quitó a Melyssa en la isla.

olga moreno gianmarco onestini final supervivientes

Gianmarco Onestini, devastado tras la victoria de Olga Moreno en 'Supervivientes'.

Olga Moreno no lleva nada bien las críticas de Gianmarco

Según informa La Razón, Olga está "muy disgustada" por "los continuos ataques dialécticos contra su persona", y achaca esta actitud del influencer italiano a que es su manera de mantenerse "en el candelero". Incluso parece que Antonio David Flores ha intentado mediar entre ellos para, sin éxito, acercar posturas entre los que fuesen compañeros de programa.