Paquirri, Julian Muñoz,... los amores de Isabel Pantoja

Isabel Pantoja
La vida sentimental de Isabel Pantoja siempre ha sido muy intensa.

Desde Francisco Rivera “Paquirri”, el primer gran amor de la cantante, hasta los coqueteos en Supervivientes, pasando por la intensa relación con Julián Muñoz y la fallida propuesta de boda de Juan Gabriel, la vida amorosa de la “viuda de España” ha tenido toda clase de amores. Repasamos los que por una razón o por otra dejaron más o menos huella en su corazón.

 

IsabelPantoja FranciscoRivera boda

Isabel Pantoja y el torero Francisco Rivera se casaron el 20 de abril de 1983.

 

No importa cuántos años pasen ni las parejas que hayan ocupado el corazón de Isabel Pantoja que, sin duda, el gran amor en la vida de la tonadillera fue Francisco Rivera, “Paquirri”. El torero de Zahara de los Atunes fue corneado el 26 de septiembre de 1984 en la plaza de Pozoblanco por “Avispado”, el cuarto toro de una de las corridas de la Feria de la localidad cordobesa. Rondaban las 7 de la tarde cuando media España pudo ver las agónicas imágenes del joven torero luchando por su vida en el ruedo de la localidad cordobesa.

 

La tragedia no tardó en confirmarse y el joven torero falleció de camino al Hospital Reina Sofía de Córdoba dejando viuda a la conocida tonadillera con la que había contraído matrimonio tan solo un año antes, el 20 de abril de 1983.

 

Isabel Pantoja y Paquirri: La “viuda de España”

 

IsabelPantoja Entierro FranciscoRivera

Isabal Pantoja en el entierro de su marido, Francisco Rivera “Paquirri”.

 

Desde aquel fatídico día, la sevillana quedó marcada para siempre con el sambenito de “la viuda de España”, sobrenombre que ha arrastrado durante años, igual que el dolor que le produjo la pérdida su marido.

 

Tuvieron que pasar un par de años para que la cantante levantara cabeza y se dejara querer. Algunos de los hombres que cayeron rendidos a sus encantos fueron el artista puertorriqueño Osvaldo Ríos, el actor José Coronado, a quien conoció durante el rodaje de “Yo soy Esa” (1990) o José María Cano, cuya relación quizá haya sido una de las menos conocidas.

 

Diego Gómez, el novio de Isabel Pantoja que fue más seguro que apasionado

 

IsabelPantoja DiegoGomez

El empresario Diego Gómez e Isabel Pantoja iniciaron su noviazgo en el año 2000.

 

Uno de los exnovios más discretos de la cantante fue sin duda, Diego Gómez, el empresario irrumpió en la vida de Isabel allá por el 2000 y durante tres años formaron una de las parejas más estables y tranquilas de las revistas de papel cuché cuya relación poco o nada tuvo que ver con la que vino poco después y que pondría “patas arriba” la vida de la Pantoja.

 

Julián Muñoz e Isabel Pantoja: «Dientes, dientes... que eso es lo les jode»

 

IsabelPantoja JulianMunoz

La historia de amor entre Isabel Pantoja y Julián Muñoz fue una de las relaciones más tormentosa que ha vivido la cantante.

 

El alcalde de Marbella, Julián Muñoz, e Isabel Pantoja formaron una de las parejas que más dio qué hablar hace 15 años. Ambos pasearon su amor sin complejos, orgullosos y agarrados del brazo por la romería de El Rocío allá por el año 2003. Las habladurías no se hicieron esperar y la reacción de la Pantoja, tampoco. Y es que la cantante, con el carácter que le caracteriza hizo frente a los dimes y diretes con la famosa frase: “Dientes, dientes… que eso es lo que les jode”. Ese amor arrebatador que acabó seis años más tarde la llevó ante el juez por el caso de corrupción “Malaya”, y poco tiempo después a la cárcel, donde estuvo recluida dos largos y angustiosos años.

 

El próximo 9 de febrero se cumplirán cuatro años desde que la tonadillera saliera de la cárcel de mujeres de Alcalá de Guadaíra (Sevilla). Una experiencia que, sin duda, marca la vida de cualquier persona, y la Pantoja no es una excepción. Prueba de ello fue que desde que obtuvo la libertad, poco se supo de la cantante, quien permaneció apartada de los focos y del mundo de la farándula hasta que para sorpresa de propios y extraños, reapareció en el concurso Supervivientes 2019, edición que se recordará durante muchos años por la participación de la folclórica.

 

Colate, flirteos en Honduras

 

IsabelPantoja Colate

Colate se convirtió por unas semanas en la ilusión de Isabel Pantoja en el concurso televisivo Supervivientes.

 

A nivel personal y profesional, su paso por el concurso televisivo ha supuesto un antes y un después para la tonadillera. Sin embargo, por lo que al amor se refiere, las flechas de cupido, en esta ocasión no volaron por tierras hondureñas. Tan solo se la pudo ver coqueteando con el empresario Nicolás Vallejo Nájera. Incluso se rumoreó que pudo haber sentido algo más por el ex de Paulina Rubio. Sin embargo, la cosa no pasó de ser un inocente flirteo, una relación de amistad con un toque especial. Al menos, así la ha descrito en más de una ocasión Colate, quien ha reconocido que al principio mantuvo una relación muy especial Isabel, pero que a medida que pasaban los días y avanzaba el programa, la relación se fue complicando y deteriorando.

 

La propuesta de Juan Gabriel

 

IsabelPantoja JuanGabriel

Isabel Pantoja compartiendo escenario con el cantante mejicano Juan Gabriel.

 

Una de las sorpresas que nos brindó el concurso de la mano de la propia cantante fue la confesión que hizo a Jordi González en la entrevista que mantuvieron al volver de Cayo Cochinos. La artista reveló que el cantante mejicano Juan Gabriel le pidió matrimonio cuando su hijo tenía cuatro años, pero que ella lo rechazó. Sin embargo, parece ser que aquella respuesta hoy no hubiera sido la misma, ya que como ella misma explicó, tiempo después se arrepintió de rechazar aquella propuesta.

 

Su paso por “Supervivientes” nos ha dejado una Isabel más segura de sí misma, moderna, entregada y cargada de energía. También ha supuesto un punto de inflexión en su carrera profesional, ya que ha vuelto a trabajar en la televisión de la mano de Mediaset. Y, aunque nos alegramos mucho de que su actividad profesional se haya reactivado, nos gustaría mucho más que su vida sentimental diera un nuevo vuelco y su corazón volviera a latir enamorado.