Isabel Pantoja y Paquirri: una historia de amor que nunca pasará de moda

Recordamos la historia de amor entre Isabel Pantoja y Paquirri. Por mucho tiempo que pase, siempre seguirá estando de actualidad

pantoja rivera apertura

La historia de Isabel Pantoja y Paquirri, que empezó hace más de 40 años, sigue despertando el mismo interés.

M.A.

Con la historia de amor entre Isabel Pantoja y Paquirri sucede algo similar a cuando ponen 'Pretty woman' en la televisión: nos la sabemos de memoria, pero siempre atrae nuestra atención. Por eso, en plena guerra por la herencia más de 36 años después de la muerte de Paquirri, recordamos los vaivenes de la que sigue siendo una de las parejas más mediáticas del país. 

"Fue la historia de amor más bonita que imaginarse pueda", relataba la tonadillera en 'Supervivientes' ante una atónita Mónica Hoyos. Isabel se puso melancólica en Honduras y contó con pelos y señales cómo conoció a Francisco Rivera, 'Paquirri', su gran amor y el padre de su hijo.

Según contaba Isabel, la primera vez que se cruzó con su futuro marido fue en mayo de 1980. Ella acudía a una corrida de toros invitada por José María Manzanares, y lo hacía sin tener la más remota idea de quién toreaba. "Francisco hizo un gesto con la montera, y cuando se cruzó esa mirada suya con la mía, yo no sé lo que me entró por el cuerpo", explicaba Pantoja.

Al final de la corrida, Isabel fue al hotel donde se hospedaba Paquirri. Tras el encontronazo inicial ¡no iba a irse de allí sin conocerle!

pantoja paquirri 2 (1)

Isabel Pantoja y Francisco Rivera, en un momento de su (corta) relación.

Tras ese primer encuentro entre Isabel Pantoja y Paquirri, vinieron muchos más 

El flechazo entre ambos fue prácticamente instantáneo. Isabel contó que Paquirri llevaba una camisa de seda con anclas "que aún conserva" y, cuando Rivera le preguntó "¿Tú eres la Pantoja?" ella le corrigió: "Isabel, si no te importa". 

A partir de ahí, fue Francisco quien no paró hasta conseguir un beso de Isabel. Iba a verla a todas sus galas y un día, en el camerino, por fin se lanzó. Pero, como todos sabemos, esa historia tuvo un trágico final: "Conocí a Francisco un 26 de mayo del 80, me casé un 30 de abril del 83 y se fue un 26 de septiembre del 84": así terminaba Isabel su conmovedor relato en Honduras. 

Segunda boda para Francisco Rivera 'Paquirri', primera para Isabel

boda isabel pantoja francisco rivera

Isabel Pantoja y Francisco Rivera, el día de su boda.

En la sevillana basílica de Jesús del Gran Poder tuvo lugar la que fue la boda del año, en 1983. Como si de una copla se tratase, la tonadillera más famosa y el torero más popular de España se iban a dar el "sí, quiero" delante de cientos de invitados. En esa boda, todo fue a lo grande: Isabel lucía un vestido con siete metros de cola, en la celebración ofrecieron un banquete que, según dicen, costó casi cuatro millones de pesetas de la época, y entre los invitados se encontraban los rostros más habituales de las revistas, como Massiel, El Cordobés o la mismísima Duquesa de Alba.

Poco después, Isabel Pantoja y Paquirri anunciaron que serían padres

Cegada de felicidad, Isabel Pantoja estaba esperando su primer hijo con el que era el amor de su vida. Iba a ser un niño e iba a llamarse Francisco, como su padre. El 9 de febrero de 1984 vino al mundo Francisco Rivera Pantoja para completar la felicidad de la pareja y, sólo siete meses después, la tragedia marcaría para siempre a la familia. 

26 de septiembre de 1984, la tarde maldita en Pozoblanco

Con Paquirri, el Yiyo y el Soro como protagonistas del cartel de la tarde, nada hacía presagiar el fatal desenlace. El cuarto toro, llamado Avispado, corneó dos veces a Francisco Rivera, y los escasos medios médicos con los que contaba la plaza hicieron el resto. 

cartel pozoblanco paquirri

El cartel de la corrida donde Paquirri perdió la vida.

En un intento de ser trasladado al hospital más cercano, Francisco Rivera 'Paquirri' moría tras sufrir un shock hipovolémico debido a una gran hemorragia. En ese momento nacía otro mito, el de "la viuda de España". Isabel perdía a su marido y se quedaba sola con un bebé de siete meses. La cantante hizo entonces de Cantora su fuerte, se rodeó de su familia... y el resto de la historia, ya lo conocemos todos.