Rocío Flores y Manuel Bedmar se dan mimos en su cita más romántica

La exsuperviviente ha cambiado su estrategia profesional en unos meses

Rocío Flores y Manuel Bedmar se dan mimos en su cita más romántica

Rocío Flores y Manuel Bedmar han alardeado de su amor en las redes sociales.

S.C.P.

Rocío Flores y Manuel Bedmar están aprovechando para recuperar el tiempo que han pasado separados, mientras ella estaba en Supervivientes y él seguía en Málaga. La pareja ha querido darse un capricho y han acudido a un spa para “darse unos mimitos” juntos.

En las imágenes que han compartido se ve una mesa muy bien decorada y ataviada con frutas, macarons de colores y una botella de champán. Después, la pareja aparece muy contenta brindando. ¡Seguro que se lo han pasado genial!

 

 

No es la primera vez que van

Al parecer, esta no es la primera vez que la pareja acude a este centro de belleza. Sin ir más lejos, el mes pasado, mientras Rocío estaba en Honduras, su novio Manuel les hizo una visita.

“Pero qué guapo nuestro Manuel y ¡¡que alegría nos da volver a teneros en casa!! 👏👏❤️”, aseguraron desde la cuenta junto a una imagen suya. Por eso, seguro que él y su novia han acudido varias veces antes para, como dicen ellos, “darse mimitos”.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Marga Florentín Urban Spa (@margaflorentinurbanspa) el

 

Los planes de futuro de Rocío

Rocío Flores dio un giro radical a su vida cuando decidió participar en GH VIP 7 como defensora de su padre, Antonio David. La joven, que acudió al plató como colaboradora por primera vez, aseguró en varias ocasiones que no iba a dedicar su vida a la televisión. Fue por eso que sorprendió tanto su decisión de participar en Supervivientes 2020.

Ahora, después de haber quedado tercera en el reality, parece que la hija de Antonio David y Rocío Carrasco le ha cogido el gusto a las cámaras y pretende seguir exponiendo su vida en distintos programas y en las redes sociales.

El encargado de gestionarlo todo será Agustín Etienne, su mánager y el de su padre, al que contrató a principios de año.