Sofía Cristo: su dura infancia y adolescencia

Era su secreto mejor guardado. Y el más doloroso. Por eso se rompió cuando, con un coraje que siempre le ha hecho salir adelante, se atrevió a contar que habría sufrido abusos sexuales de niña

sofia cristo

Sofía, desolada, desvelando su secreto.

Redacción

Pensábamos que lo sabíamos todo sobre Sofía Cristo, famosa incluso antes de nacer a causa de la fama de sus padres, Bárbara Rey y Ángel Cristo. Pero nada más lejos de la verdad. Y es que a sus 38 años, nos dejó a todos con la boca abierta tras desvelar que había sufrido abusos sexuales a los 5 años. Desde su confesión, no ha levantado cabeza... 

La ex de Nagore Robles incluso ha sido expulsada de Secret Story por agredir a Ángel Frigenti. Lo cierto es que Sofía Cristo se lanzó al vacío, sin red de seguridad ni arnés, para dejarnos conmovidos y con el alma encogida. La joven nos ofreció una radiografía exacta de su dolor cuando, al enfrentarse a "La línea secreta de la vida", se sinceró con la audiencia y reveló este monstruoso secreto que ha guardado durante años y que, ni siquiera su madre, Bárbara Rey, que estaba en el plató, bastante recuperada del COVID-19, conocía.

barbara destrozada

Bárbara, destrozada, tras conocer el secreto de su hija. 

"Fue una persona muy alegada a la familia"

"Esto que voy a contar ahora es muy fuerte. No quiero dar puta pena, sólo cuento mi vida. Pasó una cosa... Un día, estaba con una persona, que no voy a decir nunca quién fue, en la casa de La Moraleja, en ese salón naranja", empezó a explicar mientras le fallaban las fuerzas, antes de poder seguir y desvelar el crimen del que fue víctima.

"Con 5 años sufrí abusos sexuales de esa persona. Nunca se lo he contado a nadie. Yo no era consciente de lo que ocurrió hasta que fui creciendo y supe lo que me había hecho. De hecho, sólo lo saben tres amigos míos y mi terapeuta. Nunca he querido contarlo porque es una persona muy allegada a nosotros", logró contar.

Sofía pidió perdón a su madre por no haberlo contado antes

Mientras Sofía desgranaba su traumática experiencia, en el plató, su madre se venía abajo al descubrir de una forma tan dura y en directo que su hija, que ha sido su ángel de la guarda, había sufrido, sin ella haberse dado jamás cuenta, lo peor que le puede pasar a una niña.

Hasta tal punto se vio afectada la exvedette, que Carlos Sobera, al frente del programa, tuvo que calmarla mientras, al mismo tiempo, haciendo gala de su gran habilidad comunicativa, buscaba la manera de expresarle su apoyo a una Sofía Cristo que, desde la casa, oyendo el llanto de su madre, le pedía perdón una y otra vez por no habérselo contado antes.

Entre lágrimas, se justificó diciendo que "necesitaba decirlo" y que si podía hacerlo era "porque ahora estoy bien y juro que soy la persona más feliz del mundo".

sofia cristo durante su confesion

Sofía, muy emocionada, durante su confesión.

Declaraciones de Bárbara Rey tras la confesión de su hija

Al cabo de los días, Bárbara hizo unas declaraciones sobre la confesión de su hija, con la que charló después del programa. "Hablé un momento en privado. Sofía está muy bien gracias a Dios, que es lo importante. Vosotros sabéis que soy una persona que siempre hablo, me comunico y no tengo ningún problema, pero...", afirmó, incapaz de acabar la frase, conmocionada aún por no haber sabido ver ninguna señal del drama que vivió su hija.

Las emotivas palabras de Carlos Sobera

Y si hubo alguien que empatizó con Sofía la noche de su confesión, fue Carlos Sobera. Tremendamente impresionado por su revelación, se dirigió a la joven para decirle que ella no tuvo "culpa de nada. Y lo que estás haciendo es absolutamente maravilloso porque hay muchísima gente que sufre abusos sexuales y no lo dice. Así que, lejos de arrepentirte, siéntete muy orgullosa de lo que estás haciendo porque este país necesita gente como tú, con dos cojones bien puestos", le dijo Carlos, emocionado.

El presentador añadió, dirigiéndose a los telespectadores más suspicaces, que aquella confesión no estaba preparada y que él lo único que podía hacer era agradecerle a Sofía "este ejercicio de sinceridad y de valor para confesar algo tan traumático. Porque lo que hace, aparte de venirle bien a ella, le viene bien a tanta gente, que esta lección de vida la tenemos que aprender para siempre".

Sofía dio detalles sobre su dura niñez

Este fue, sin duda, el punto culminante del drama que nos estaba contando Sofía Cristo en "La línea de la vida". Pero antes de llegar a este momento, la "dj" ya nos había impactado con el relato sobre su niñez, marcada por los malos tratos que había presenciado de su padre, Ángel Cristo, hacia su madre. Bárbara y el domador se casaron en 1980, tuvieron dos hijos, Ángel y Sofía, y estuvieron juntos nueve años.

familia sofia cristo en los 80

La familia Cristo, en los 80. 

La pareja protagonizó un matrimonio tóxico, en el que la violencia machista estuvo más que presente, dejando un amargo poso de dolor y terror en la pequeña Sofía. No sólo eso, también las drogas que consumía Ángel, y que multiplicaban sus accesos de violencia y las palizas, fueron una constante en aquella casa.

"Mis recuerdos empiezan a los 5 años y la verdad es que lo que recuerdo es tener mucho miedo. Yo tenía adoración por mi padre pero sólo tengo capítulos de él de los malos tratos a mi madre y de tenerle miedo porque pensábamos que iba a matarla. Así que para mí fue una liberación que a los 6 años se separaran", explicó en "Secret Story".

Su adolescencia y las drogas 

Pero aquella liberación tuvo su contrapartida, y cuando Bárbara consiguió la custodia de los niños, Ángel Cristo decidió dejar la casa en la que vivían vacía. "Se llevó los muebles y me acuerdo de que yo le preguntaba por qué se llevaba las cosas y nos dejaba sin nada. Teníamos una mansión, sí, pero mi madre, mi hermano y yo dormíamos en un colchón. No había nada más", recuerda. 

La vida de Sofía ha sido una especie de campo de minas, un laberinto y una lucha constante por sobrevivir a sus silencios, a su soledad y por encontrarse a sí misma y hallar la paz. 

Porque a la violencia que tuvo que presenciar en su casa y a los abusos sexuales que sufrió, se le suma otro episodio oscuro que también le ha dejado cicatrices: sus problemas con las drogas, que empezaron en su adolescencia. Sofía tenía 14 años cuando comenzó a consumirlas y a los 15 ya tomaba cocaína, como su padre, que más de una vez la había enviado a comprarle sus dosis e incluso le incitó a probarla. 

familia sofia cristo

El matrimonio, con Sofía y Ángel de adolescentes.

La joven, que cargaba a sus espaldas con el peso de un sufrimiento demasiado grande, que era una chica insegura, aterrorizada ante la vida y marcada por el dolor, descubrió algo que la condenaría, que con las drogas "me sentía invencible". Y así, cayó en el pozo de las adicciones, que se hizo más profundo cuando, a los 17 años, decidió ser "dj" y vivir la noche intensamente. Craso error, porque, poco a poco, fue hundiéndose más y más en el infierno de las drogas, contra el que ha luchado en los últimos años, con ayuda de su madre, su hermano y los centros de desintoxicación. De esta manera, con una voluntad de hierro y transformando todo su dolor y sufrimiento en fuerza, coraje y autoestima, logró salir. 

Tal ha sido su éxito, que ahora ayuda a familias con hijos drogadictos y a personas que tienen problemas con las drogas. En "Secret Story" ha explicado a sus compañeros que su trabajo consiste en ir a los colegios y hablar con los chavales y mediar para ayudar a las personas que están enganchadas. 

"Estoy en deuda con la vida" 

Hace unos años, comentando su labor nos explicó: "Solamente porque la vida me ha brindado la oportunidad de volver a recuperar todo lo que más amo, estoy en deuda con ella. Soy la persona más privilegiada del mundo, porque puedo hacer lo que me gusta, porque he pasado por lo que he pasado, me lo he currado y nadie me ha regalado nada. Hay familias que están realmente desoladas y perdidas y no tienen dónde acudir. Y me gusta ayudarlas". 

Precisamente, de su época con las drogas habló recientemente en "Sálvame Deluxe" su hermano, Ángel, que se ha convertido en su defensor durante su estancia en "Secret Story". El hijo de Bárbara Rey siempre ha sido el más discreto de su famosa familia, pero no pudo negarse a la petición de Sofía: "Me lo pidió y aquí estoy", le dijo a Jorge Javier Vázquez. 

Ángel habló delante de las cámaras de cómo vivió una de las etapas más confusas en la vida de su hermana. "Yo tenía 15 años y lo pasé muy mal porque la veía a ella tan joven... Después de haber pasado la experiencia de mi padre, pues te preocupas. Y Sofía empezó muy joven con la noche", contó. En aquel entonces, y a raíz de los problemas de Sofía, los dos hermanos se llevaban fatal "porque yo estaba muy encima de ella. Fui el hermano mayor y también el malo. No me gustaban sus amistades y siempre estaba pendiente de lo que hacía en el colegio. Intentaba protegerla. Era una niña y mi madre estaba trabajando mucho". 

sofia cristo dj

Su trabajo de "dj" y la noche la hundieron más en el mundo de las drogas.

Ahora, Ángel no puede ocultar lo orgulloso que se siente de su hermana y de cómo ésta ha logrado superar todos y cada uno de los obstáculos que la vida le ha puesto por delante. "Es muy divertida, estoy orgulloso de la mujer en la que se ha convertido, está en su mejor momento. La veo muy bien", afirmó. 

Y, sí. Es cierto. Sofía Cristo está bien. Aunque podemos decir que tiene una cuenta pendiente con la vida: la de Cupido. Porque después de sus idilios con Nagore Robles y, el último, con Bruna Manzoni, no ha tenido suerte. 

Dos años de amor con Nagore 

Su historia de amor con la primera, entre el 2011 y el 2013, fue bastante sonada y, para Sofía, muy importante. En "Secret Story" relató cómo fue el comienzo del romance y los buenos y malos momentos que pasaron y aseguró que "siempre voy a guardar a Nagore en mi corazón, en un lugar maravilloso, porque me hizo muy feliz. Jamás diría nada malo de ella".

sofia cristo nagore robles
 

Por su parte, y tras ver la sobrecogedora confesión de su ex, Nagore quiso opinar y, sobre todo, manifestar su apoyo a la "dj". "Lo importante es que se le dé visibilidad a algo tan fuerte como son los abusos sexuales a menores, a cualquier tipo de abuso. Creo que Sofía fue muy generosa y muy valiente contando algo así", afirmó.