Twin Melody, el fenómeno del momento, conócelas a fondo

Su éxito ha sido fruto de la constancia y el esfuerzo, aunque por el camino han tenido que hacer frente a obstáculos como el “bullying”, los “haters” y proposiciones deshonestas

Twin Melody

Aitana y Paula Etxeberría son como dos gotas de agua y sólo han estado separadas 13 días en toda su vida.

Redacción

Son un fenómeno en redes, un torbellino de energía y buen rollo al cuadrado que, con su pasión por la música y el baile, ya han enganchado a más de 16 millones de fans en la red de moda, TikTok. Son las Twin Melody, y en Pronto.es te lo contamos todo sobre ellas.

En apenas ocho años, estas mellizas de 23 ya han conseguido récords históricos con vídeos que han alcanzado la friolera de 34 millones de seguidores, han ganado “talents shows" musicales, protagonizado su propia serie, lanzado un disco –y ya están promocionando el adelanto de su segundo–, publicado un libro, sacado al mercado una línea de ropa informal y fichado por “El hormiguero 3.0”. Pero su éxito no es fruto de la suerte, sino del duro trabajo.

Aitana y Paula Etxeberria nacieron el 10 de junio de 1997. Son géminis... y mellizas, aunque insisten en que se diferencian tanto en su personalidad como físicamente. Según cuentan, divertidas, Aitana es la melliza “rock" y Paula, la “pop”, porque la primera es más movida y la segunda, más tranquila. Son de Ordizia (Guipúzcoa) y adoran vivir junto a la playa con sus padres, Mónica e Ignacio, ambos ingenieros.

twin melody bebes

Aitana y Paula siendo unas bebés.

“Nunca fuimos las típicas niñas monas”

“Nunca fuimos las típicas niñas monas o prodigio. Éramos dos hermanas corrientes a las que, desde muy pequeñas, les encantaba cantar y bailar. También dibujar, quizás todo lo que supusiera un reto para nuestra creatividad”, comentan. “Y éramos trastos, pero nunca hemos sido especialmente traviesas”, cuentan las hermanas.

Ambas explican que Paula lo es un poco más, pues al nacer le propinó una patada a su madre. O eso explican los médicos. Pero sus travesuras de pequeñas no pasaron de maquillarse los labios con esmalte o cortarse el pelo ellas mismas. De hecho, confiesan que nunca se han hecho pasar la una por la otra ni en exámenes, ni con chicos, ni con sus padres...

Sólo alguna vez se han intercambiado para ir al banco, dicen, y más bien por pereza, “no por cometer un delito”.

Como curiosidad, siempre están juntas. De hecho, sólo han estado 13 días separadas, en un intercambio para aprender idiomas: Aitana, en Francia y Paula, en Inglaterra. “¡Y se nos hizo eterno!”, reconocen.

De niñas, Aitana quería ser peluquera y Paula, frutera, carnicera o ingeniera de la Nasa. Aunque su familia no comparte su vena artística, ellos son sus grandes fans y también sus mayores críticos.

Su sueño empezó al ver la serie “Camp Rock”. Ambas querían ser Demi Lovato, pero mientras ellas se apoyaban la una en la otra compartiendo la misma pasión, en el colegio no se sentían queridas.

Sufrieron “bullying" y tuvieron que cambiarse de instituto

Subieron su primer vídeo a YouTube el 24 de enero del 2013. Tenían 15 años y no tuvo demasiada repercusión, salvo en el instituto. Se empezó a difundir y surgieron fans, pero también detractores, muchos compañeros las empezaron a criticar... Sufrían “bullying”. Según han confesado en su libro “Momentos soña2”, sus compañeros las dejaban plantadas, las excluían en el recreo, se inventaban rumores sobre ellas, les tiraban cosas en clase, se metían con ellas por creer en Dios, las perseguían por la calle y las llamaban “pringadas”.

Finalmente, tuvieron que cambiar de instituto y en el nuevo, todo fue diferente. “Estar unidas nos había dado mucha fuerza”, destacan.

Mientras el primer vídeo tuvo 5.000 visitas, el segundo, con el tema “Just Give Me a Reason”, de Pink, más de 100.000. ¡Y lo había grabado su abuela!

En el 2017, las Twin Melody entraron en una nueva plataforma, Musical.ly, y en dos años ya sumaban más de ocho millones de seguidores. Luego Musical.ly se convirtió en TikTok, la red social que las ha catapultado a partir de su baile con la canción “Juju on That Beat”. Era un “challenge”, duraba un minuto y actualmente tiene más de 34 millones de visualizaciones. Tenían 17 años.

Un año antes, Paula y Aitana se habían presentado al concurso musical de ETB “A ze banda!” y lo ganaron. También arrasaron en “Caza Stars”, de “Cazamariposas VIP”, en Divinity. El premio fue ser teloneras de Alejandro Sanz en la gala Starlite. Acababan de cumplir los 18 años y el canal autonómico vasco ETB les propuso protagonizar una serie del estilo “Camp Rock” llamada “Go!azen” (“¡Vamos!”), de 10 capítulos, y que fue un éxito total.

twin melody compañeros

Después de ganar varios concursos musicales, Aitana y Paula Etxeberria protagonizaron su propia serie al estilo “Camp Rock” en la ETB.

“Han llegado a desearnos un cáncer”

Paralelamente, ambas se matricularon en la universidad para estudiar Magisterio “online”. “No es fácil compaginar los vídeos con los estudios y la vida social. Nosotras intentamos mantener una disciplina y tomárnoslo todo muy en serio, por eso a veces sentimos que no llegamos a todo”, dicen las chicas, que tienen claro que su valor “no se mide en ‘likes’”.

Constantes y originales, a principios del 2017 presentaron una maqueta a las discográficas con canciones con música y letra compuesta por ellas en castellano, inglés y francés. Las contrató Sony Music y el disco salió en noviembre del 2018. Ahora ya han lanzado el primer “single” de su segundo trabajo.

Las mellizas, que creen firmemente que por separado no habrían conseguido llegar a donde han llegado, se han apoyado mucho para afrontar con normalidad los triunfos, pero también las críticas.

“Han llegado a desearnos un cáncer, a pedirnos vídeos sin ropa o a decirnos que les encantaría tener sexo con nosotras”, dicen, resignadas. Por suerte, tienen legiones de fans, los “Twinnerz”, que las apoyan y adoran. Ellos las llenan de amor, un terreno en el que todavía parece que están bastante libres, pues no se les conoce novio.

twin melody portada

El éxito de las Twin Melody no para de crecer.

En cuanto a chicos, no tienen los mismos gustos, aunque a las dos les gustan los chavales con sentido del humor, buena conversación y educación. Además, tanto para Aitana como para Paula sería importante estar con alguien que tenga vida espiritual e imprescindible que respete a las mujeres, con ambiciones y que tenga algo en su vida por lo que esté dispuesto a luchar. En definitiva, que valoren el esfuerzo y el trabajo. Justo como ellas.