Victoria Abril: “Yo prefiero ser actriz que chef"

La actriz madrileña ha vuelto a Francia para rodar una telenovela

victoria abril

La actriz pasó por una depresión.

Redacción

A sus 62 años, la actriz pasaba por un mal momento debido a la pandemia cuando recibió la propuesta de entrar en Masterchef Celebrity: "Estaba con una depresión profunda y ganas de morirme. Me había confinado en Málaga pensando que a los actores no esenciales de Francia nos iban a dejar sin trabajar. Desde los 14 años he trabajado y, cuando no lo hago, me vuelvo loca –reconoció, rotunda–. "¡“MasterChef” me ha salvado la vida! Me ha devuelto la salud mental porque la comida y los nutrientes son el principal medicamento. Ahora estoy estupenda".

"Es una edición elegante… y de risas"

Según los responsables del programa, en esta edición vamos a ver a una Victoria comprometida, que se lanza a los fogones sin complejos y "tremendamente perfeccionista". Se ha esforzado, ha sufrido y ha perdido horas de sueño, pero se ha divertido con sus compañeros Miki Nadal, Arkano, Samantha Hudson, Carmina Barrios, Yotuel Romero, Juanma Castaño, Tamara, Eduardo Navarrete, Vanesa Romero, Belén López, Julian Iantzi, David Bustamante, Terelu Campos, Verónica Forqué e Iván Sánchez.

PRONTO: ¿Has podido asesorarte de alguna manera para mejorar?

VICTORIA ABRIL: Cuando empecé cogí un cocinero para entrenar los fines de semana.

P.: ¿Es una edición de piques?

V.A.: Con Miki va a ser una edición de risas. ¡Pero risas hasta cuando se metía contigo! Es una edición elegante. 

"Como en el amor, la cocina me gusta lenta"

P.: ¿Ha habido alguna dificultad añadida por grabar en pandemia?

V.A.: El único momento en el que nos hemos acordado de la pandemia era por la mañana, cuando nos metían el palito y nos daba negativo.

P.: ¿Cómo has llevado las jornadas de 18 horas de grabación?

V.A.: Muy mal. ¡Menos mal que llegó agosto!

P.: ¿Qué ha sido lo peor de tu paso por el concurso?

V.A.: Lo que más me ha costado ha sido la falta de sueño. Yo con mis contratos de cine hago 12 horas de trabajo y 12 horas de descanso.

P.: ¿Qué ha sido lo más difícil de gestionar, el tiempo de cocina o presentarlo ante el juez?

V.A.: Las dos cosas, porque yo soy lenta. Como en el amor, la cocina me gusta lenta. Hacer pucheros de tres horas, no de cinco minutos en olla exprés. Otra cosa que he llevado fatal ha sido tener sólo tres minutos para coger los ingredientes de un plato que no has hecho nunca. Yo a la compra voy con mi lista y tardo hora y media porque me recorro antes todo el mercado.

P.: ¿Repetirías la experiencia?

V.A.: Ha sido muy duro. Yo prefiero ser actriz que chef.

P.: ¿Tu plan es quedarte en España una temporada?

V.A.: No, tras un año viviendo en Málaga, me voy a Francia porque empiezo una serie, una telenovela de 20 capítulos que se rodará en un mes.