Javier Santos no es hijo de Julio Iglesias, según la Audiencia de Valencia

El cantante ya anunció que recurriría la sentencia de julio de 2019

Javier Santos no es hijo de Julio Iglesias según la Audiencia de Valencia

El cantante y Javier Santos llevan años de batalla judicial

A.L.J.

Nuevo mazazo judicial el que acaba de recibir Javier Santos, que lleva años batallando en los tribunales contra Julio Iglesias para ser declarado su hijo. Pese a que en julio de 2019 el Juzgado de Instrucción número 13 de Valencia sentenció que, efectivamente, era su hijo biológico, parece ser que el cantante ha ganado el nuevo asalto.

Y es que, cuando esa noticia se hizo pública, el abogado del artista confirmó que recurriría la sentencia. Ha sido en pleno confinamiento cuando ha llegado la respuesta del juez. Así, la Audiencia de Valencia ha estimado el recurso del cantante, argumentando que la reclamación de Javier ya fue rechazada en otros dos procedimientos anteriores.

Santos, muy apenado con esta decisión, ha querido compartir cómo se siente con todos sus seguidores en Instagram, explicando lo sucedido. El valenciano ha admitido que continuará luchando, pese a que se encuentra muy desanimado:

Recordemos que el pasado enero Javier se estrenó como padre junto a su pareja, Chiara Allegrini. La pequeña se postulaba como la quinta nieta del cantante, ya que todavía no había venido al mundo el tercer retoño de Enrique Iglesias y Anna Kournikova:

Por el momento, y siguiendo con la discreción con la que siempre ha gestionado este tema, Julio no se ha pronunciado acerca de esta nueva decisión judicial. Quien sí ha hablado ha sido el abogado de Santos. En una conversación con el diario El País, Fernando Osuna ha confirmado que su cliente “no comparte a sentencia”.

“Al final, ganaremos, porque la justicia no puede ir en contra de la ciencia, tienen que ir de la mano. Y la prueba genética ya demostraba que era su padre", ha remarcado.

“¿Por qué no viene el cantante a hacerse voluntariamente la prueba de ADN? La respuesta es bien sencilla, sabe que el análisis genético lo va a convertir en padre. La cosa juzgada en estos casos decae, no prevalece. Hay que averiguar la verdad científica, la verdad material, saber si una persona es hijo de otro. Esta afirmación la mantienen los tribunales europeos y españoles”. Ha sentenciado el letrado.