Cristiano Ronaldo y Georgina Rodríguez tienen que mudarse de mansión ¡por culpa de unas ovejas!

La estancia de Cristiano Ronaldo y Georgina en Manchester no está siendo tan pacífica como pensaban. ¿El motivo? ¡Unas ovejas! Te lo contamos todo...

cristiano georgina

Cristiano Ronaldo y Georgina se han visto obligados a mudarse de casa.

M.A.

Hace algunas semanas, Cristiano Ronaldo y Georgina Rodríguez hacían, junto a sus cuatro hijos, las maletas en Turín para trasladarse a Manchester, ya que el luso había fichado por el United. Su primera misión allí era, cómo no, buscar una gran mansión donde vivir, que tuviera todos los lujos y en la que todos se sintiesen como en casa. 

¡Dicho y hecho! En pocos días la parejita había dado con la localización perfecta: una casa en plena campiña que hace escasos días os enseñábamos por dentro. Todos parecían felices, Georgina hacía gala en Instagram de lo mucho que había echado de menos vivir en el Reino Unido... pero ese sueño se ha hecho añicos en poco tiempo, y la familia al completo se ha visto obligada a volver a recoger sus bártulos y buscar una nueva mansión. 

Según varios tabloides británicos, el motivo han sido unas ruidosas ovejas que no les dejaban dormir. Al parecer, los grandes terrenos de la mansión están atravesados por un sendero público que funcionaba como habitual recorrido de pastores con sus ovejas. ¡Una experiencia rural en estado puro y sin salir de casa! 

georgina hijos ovejas

¿Serían las ovejas que molestaban a Georgina y Cristiano estas con las que posaban en redes unos días antes?

Con ovejas balando muy cerca ¡cualquiera puede descansar! Así que, sin más dilación, la pareja ha hecho las maletas y, según parece, ya tienen nuevo hogar. 

De mansión a mansión (esta vez sin ovejas)

Apenas unos días han tardado Cristiano y Georgina en encontrar un nuevo techo bajo el que vivir. Tal y como informa la prensa británica, se han mudado al condado de Chesire, mucho más cerca de la ciudad que su primera vivienda, y ya están instalados en una preciosa casa con siete dormitorios, piscina privada y cine propio