Kiko Rivera e Irene Rosales ¡estrenan una nueva y lujosa casa!

Kiko Rivera e Irene Rosales ya residen en su nueva casa, una vivienda unifamiliar en la localidad de Castilleja de la Cuesta

kiko rivera irene rosales casa

En la esquina de la nueva casa de Kiko e Irene hay un local comercial aún vacío.

M.A.

Acostumbrados como nos tienen Kiko Rivera e Irene Rosales a mostrar su día a día en las redes sociales, con la mudanza a su nueva casa han hecho todo lo contrario. La pareja ha dejado su antiguo hogar para trasladarse a una casa unifamiliar mucho más grande, situada en la localidad sevillana de Castilleja de la Cuesta. 

El hijo de Isabel Pantoja y su mujer ya están completamente instalados en su nuevo hogar, del que aún no han querido enseñarnos ningún rincón por dentro, suponemos que porque todavía no la tienen del todo lista. En este vídeo de Europa Press podemos ver a Irene Rosales, saliendo de la casa y haciendo ya vida completamente normal, dando a entender que la familia al completo ha retomado la rutina tras el cambio de vivienda. 

Kiko Rivera e Irene Rosales llevaban tiempo queriendo mudarse

Hasta que no han encontrado la casa de sus sueños no se han movido de su antiguo hogar, pero la idea de un cambio de casa rondaba la cabeza de la pareja desde hacía ya varios meses. El pasado abril, Irene declaraba que, efectivamente, tenían ganas de cambiarse de casa: "en un futuro no muy lejano".

Pues bien, ese futuro ya ha llegado. ¿Se habrán hecho realidad los planes que Irene y Kiko tenían para su futuro nidito de amor? "Queremos cuatro o cinco habitaciones. Una para cada niño (sus dos hijas y Francisquito, el hijo que el Dj tuvo con Jessica Bueno), y Kiko necesita su despacho (...) Si cuenta con jardín, garaje privado y está en un lugar de difícil acceso, mejor que mejor", decía entonces. Pero lo cierto es que, viendo la fachada de la casa, parece que han renunciado a alguno de esos lujos...

Esa idea de un cambio de hogar vino precipitada por las numerosas amenazas que la pareja recibía en su casa anterior: cartas que les llegaban por correo tras filtrarse la dirección exacta de dónde vivían

Esperemos que en este nuevo hogar puedan encontrar la tranquilidad que buscan.