Un profesor de Medicina de Yale lleva 5 años sin ducharse

James Hamblin asegura que lo ha hecho para descubrir los efectos

Profesor medicina no se ducha

James se duchó por última vez en 2015.

Redacción

"La mayoría de la gente no tuvo acceso al agua corriente hasta hace cien años, así que bañarse era algo que quizás sólo la realeza podía hacer”. Éste es uno de los argumentos que esgrime el profesor de Medicina James Hamblin para defender que la ducha es un invento moderno y lleva nada menos ¡que 5 años sin ducharse!

En el 2015, este joven de 37 años decidió dejar de ducharse como parte de un experimento que continúa y que le ha llevado a escribir varios artículos sobre el tema. El estadounidense, que confiesa que él, actualmente, tiene un “olor propio” que a su mujer le gusta, tampoco se lava el pelo, aunque asegura que se lo enjuaga con agua cuando cree que lo necesita. Lo que no descuida es la higiene de manos y de los dientes.

Aquí, junto a su mujer, que asegura que su olor le gusta:

“Ducharse es un invento moderno”

Tal y como ha indicado el especialista en medicina preventiva, en 2015 se hizo el siguiente planteamiento: “Sé de muchas personas que se bañan muy poco. Sabía que era posible, pero quería intentarlo por mí mismo para ver cuál sería el efecto”.

A medida que se convencía de aquello, cayó en la cuenta de que "pasamos dos años completos de nuestras vidas bañándonos. ¿Cuánto de ese tiempo (y dinero y agua) es un desperdicio?".

Así, tras cinco años sin ducharse, asegura que “no hay necesidad médica para ello” y que es un invento moderno. Además, indica que "con el tiempo, tu cuerpo se acostumbra cada vez más para que no huela tan mal si no usas desodorante y jabón. Y tu piel no se vuelve tan grasienta cuando dejas de usar jabones fuertes".

El joven, durante una de sus charlas en las que explica su experiencia: