Pronto
  1. Home
  2. Pronto cocina
  3. Recetas
  4. Arroces
  5. Arroces con pescado

Arroz a banda

Descubre cómo hacer arroz a banda, un plato emblemático de la gastronomía española, con nuestra receta fácil y detallada, ¡y no te pierdas nuestro truco para que te quede estupendo!

arroz-a-banda

Preparar este arroz a banda es mucho más fácil de lo que imaginas.

El arroz a banda es un plato que destaca por su sabor marino y su textura única, derivada de la combinación de un arroz perfectamente cocido con un caldo de pescado intenso y aromático. Su carácter saludable se debe al uso moderado de aceite y a la inclusión de mariscos, ricos en omega-3 y proteínas.

Este plato, que es ideal para los amantes del buen comer que aprecian los sabores del mar, tiene sus raíces en la costa levantina de España, donde originalmente servía como comida de pescadores. Estos utilizaban el pescado de menor valor comercial para elaborar un caldo sustancioso, cocinando el arroz por separado y aprovechando al máximo los recursos disponibles.

La preparación del arroz a banda implica un equilibrio entre la simplicidad de sus ingredientes y la técnica para alcanzar la textura deseada del arroz y el punto óptimo de cocción de los mariscos. Su elaboración es de dificultad media, accesible para cocineros con algo de experiencia en la cocina.

En cuanto al costo de este plato, podrá variar significativamente dependiendo de la calidad y el origen de los ingredientes, especialmente los mariscos. Sin embargo, es posible adaptarlo a diferentes presupuestos, manteniendo su esencia con ingredientes más económicos sin sacrificar su sabor característico.

Ingredientes
• 4 tacitas de arroz
• 1,5 kg de pescado de roca
• 2 cebollas
• 2 patatas
• 1 cabeza de ajos
• 1/2 vaso de tomate triturado
• 2 cucharaditas de pimentón dulce
• 4 hebras de azafrán
• 2 hojas de laurel
• aceite
• sal

Tiempo Total1 hora 40 minutos

Preparación20 minutos

Cocción1 hora 20 minutos

Coste

Dificultad

Pasos

  • 1

    Calienta en una olla 3 litros de agua con el laurel y una pizca de sal. Pela las cebollas y las patatas y trocéalas. Corta la cabeza de ajos por la mitad y separa los dientes. Calienta 3 cucharadas de aceite en una sartén, agrega la patata, la cebolla y los ajos y sofríelos hasta que empiecen a coger color.

  • 2

    Espolvorea la mitad del pimentón, rehógalo 1 minuto, removiendo, y vierte este sofrito en el agua caliente. Deja cocer durante 35 minutos. Incorpora el pescado, limpio y troceado, y continúa la cocción durante 15 minutos. Una vez cocido, retira las hojas de laurel, cuela el caldo y reserva aparte el pescado y las patatas.

  • 3

    Sofríe el tomate en una paella con aceite. Agrega el pimentón restante, tuéstalo unos segundos y añade el arroz. Rehógalo un par de minutos, vierte 1 litro del caldo preparado, lleva a ebullición y cuece 10 minutos.

  • 4

    Incorpora el azafrán, baja el fuego y continúa la cocción 8-10 minutos. Acompaña el arroz con el pescado y las patatas, en un plato aparte.

Truco de Pronto

Receta de alioli casero.

Acompañar este arroz a banda de alioli casero es una excelente opción. .

El limón, con su marcado sabor cítrico y refrescante, es un acompañante ideal para platos de marisco y pescado. Su acidez natural corta a través de la riqueza de estos alimentos y proporciona un balance ligero que acentúa los sabores sutiles del mar. Además, el limón no solo mejora el sabor, sino que también ayuda en la digestión de las proteínas pesadas y puede actuar como un antiséptico ligero, lo que lo hace beneficioso para el consumo de mariscos frescos y crudos.

Por otro lado, el alioli, una emulsión rica y cremosa de ajo y aceite, añade una textura y profundidad de sabor que complementa perfectamente los ingredientes marinos. Tradicionalmente utilizado en la cocina mediterránea, el alioli se sirve con frecuencia con arroz, pescados y mariscos. Su sabor a ajo ofrece un contrapunto potente que resalta los sabores del plato sin sobrecargarlos, creando un equilibrio perfecto entre lo cremoso y lo picante.

Servir el arroz a banda con estos dos elementos no es solo una cuestión de sabor, sino también de presentación y experiencia gastronómica. El limón añadido directamente al plato permite a los comensales ajustar la acidez a su gusto, mientras que un toque de alioli añade una riqueza que puede suavizar el picante del ajo o el punto salado del marisco. Esta combinación no solo satisface el paladar, sino que también invita a los comensales a interactuar con su comida, personalizando cada bocado según sus preferencias.

Loading…