Trucos para lavar la fruta y la verdura correctamente

Te enseñamos cómo lavar todo lo que traes de la frutería, una tarea que no todo el mundo realiza pero que es importante para comer con seguridad

como lavar fruta y verdura

Aprende a lavar tus frutas y verduras con ayuda de estos consejos de cocina

V.P.

Lavar la fruta y la verdura es algo que todos hacemos pero, ¿se hace correctamente en todas las casas? Si tienes dudas, no te preocupes, ¡no podemos estar en todo! Eso sí, después de leer este artículo esperamos que te quede claro por qué es tan importante llevar a cabo este gesto y cómo hacerlo bien

En primer lugar, vamos a ahondar un poco en una cuestión importante. ¿Por qué lavar las frutas y verduras? Desde pequeños, se nos educa en la importancia de lavar nuestros productos frescos, y lo hacemos casi de manera automática antes de, por ejemplo, llevarnos una manzana o una pera a la boca. 

El agua caliente, por sí sola, consigue que se reduzcan los microorganismos y los restos de químicos presentes en la fruta y verdura que compramos, pero no los elimina. Para conseguirlo, deberemos recurrir a ciertos productos y a una limpieza exhaustiva que haremos con un trapo limpio, papel de cocina o cepillo especial.

¿Por qué lavar la fruta y la verdura?

como lavar frutas
Lavar la fruta y la verdura es un hábito en la mayoría de las casas

En primer lugar, según la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición, en el medio ambiente donde crecen las frutas y las verduras puede haber bacterias, hongos, etc., que hemos de evitar, así como restos de productos químicos que se utilizan para proteger a las plantas de plagas o enfermedades. 

Esto es inevitable, por eso es importante que en casa vayamos un paso más allá con respecto a la higiene de los alimentos que consumimos. Antes de pasar al lavado, durante la compra observaremos que nuestra fruta y verdura tenga buen aspecto, y la separaremos de otros productos como carnes y pescados para evitar una posible contaminación. 

como lavar fruta verdura
Almacena tus productos frescos en el cajón de la nevera destinado para ello

Al igual que hicimos en el transporte de la fruta y verdura a casa, a la hora de guardarla en la nevera, separaremos estos productos de otros que ya estén cocinados o crudos. Preferentemente, nuestras frutas y verduras se almacenarán en los cajones que están preparados para ello, ya que es el lugar menos frío y se conservarán mejor.

Ahora sí, vamos a revelarte cuáles son nuestros trucos para lavar la fruta y la verdura correctamente para consumirlas con total seguridad. Tanto si vas a pelarlas como si no, recuerda no saltarte este paso, ya que podríamos introducir bacterias en el interior del producto que vamos a consumir si no lo hacemos. ¡Vamos a verlo!

1. Utiliza productos naturales preferiblemente

lavar frutas verduras correctamente
El bicarbonato, el vinagre o el limón pueden ayudarte a lavar bien las frutas y verduras

Seguro que has visto en la tienda productos específicos para lavar las frutas y verduras, pero si no, te proponemos algunas alternativas naturales que seguro que tienes en casa.

• Vinagre: además de para aliñar tus ensaladas, el vinagre es un potente antibacteriano que puedes usar para desinfectar frutas y verduras. Añade a tu recipiente con agua un buen chorro de vinagre y sumerge tus productos.

Zumo de limón: al igual que el vinagre, el zumo de limón no solo sirve para aliños, sino que su ácido actúa como antibacteriano y, además, su aroma cítrico es muy agradable. Añade el zumo de dos limones a un recipiente con agua y sumerge la fruta y la verdura.

• Bicarbonato: el bicarbonato de sodio es barato y muy fácil de conseguir, y además de para postres y recetas, también se usa para limpieza y sí, ¡también para lavar bien los alimentos! Añade un puñado pequeño a un recipiente con agua y deja actuar. 

trucos para lavar fruta y verdura
Puedes poner en remojo tus verduras y luego frotarlas con un cepillo

En todos los casos, una vez pasados unos minutos de remojo, deberás frotar suavemente, ya sea con un trapo o con un cepillo, todas tus piezas de fruta y verdura para asegurarte de que están perfectamente limpias.

Otra manera de hacerlo es colocar la mezcla de agua y el producto que elijas en un pulverizador, y frotar cada fruta y verdura con un paño o un cepillo o, en su defecto, con las manos. Después tendrás que enjuagar bien y secar. 

Si no te acaban de gustar estos remedios, la Aesan recomienda utilizar lejía apta para la desinfección de agua de bebida para lavar correctamente tus frutas y verduras.

2. Los cepillos, tus mejores aliados 

limpiar frutas y verduras
En el mercado hay muchos tipo de cepillo para lavar verduras

No todo el mundo cuenta con un cepillo para lavar frutas y verduras, y aunque puedes hacerlo con la mano, contar con este accesorio te facilitará mucho la rutina de higienización de tus productos frescos. 

Actualmente hay mucha variedad de cepillos de verduras y frutas, y son un utensilio muy útil que además nos ayudará a aprovechar mejor el producto y todas las propiedades de la piel, ya que tendemos a pelarlo todo. 

Para empezar, puedes hacerte con un cepillo que tenga una parte de cerdas duras y otra más blanditas, ya que te servirá para todo tipo de vegetales. Para ser más amable con el medio ambiente, te recomendamos que adquieras uno con el mango de madera en vez de plástico.

Para lavar bien tus frutas y verduras, utilizarás la parte del cepillo que te sea más conveniente. Por ejemplo, con la parte de cerdas duras lavarás vegetales más firmes, como el pepino, la manzana o la berenjena. Con la parte más blandita puedes frotar otros productos más delicados.

3. Este es el momento de lavar las frutas y verduras

trucos lavar fruta y verdura
Los frutos rojos se lavarán justo antes de ser consumidos

Dependiendo del producto, lavaremos justo antes de consumir o, por el contrario, podremos hacer este primer lavado en una sola tanda, nada más llegar de la frutería. Por lo general, las frutas y verduras de piel lisa pueden lavarse bajo el chorro de agua o remojándolos durante pocos minutos y frotándolas con el cepillo.  Esto también incluye frutas con cáscara dura como la sandía o el melón, o vegetales de pequeño tamaño como los rabanitos.

Si estamos manipulando productos más delicados, como fresas o frambuesas, tendremos cuidado de que ninguna tenga hongos y retiraremos las que no estén en perfecto estado. Para este tipo de frutas no hará falta frotar, ya que podríamos dañarlas. No olvides que en este caso solo lavaremos justo antes de consumir.

El procedimiento para lavar este tipo de frutas delicadas es sumergir en agua en un recipiente adecuado a su tamaño, para después pasarlas por debajo del grifo para acabar de retirar la suciedad. En el caso de la coliflor o el brócoli, que no tienen superficie lisa, seguiremos este mismo procedimiento.

trucos lavar frutas
Las verduras como la lechuga se tienen que lavar hoja a hoja

Para vegetales de hoja como las lechugas, el lavado se debe hacer hoja a hoja. Una vez separadas, las sumergiremos en agua un par de minutos para después pasarlas por el chorro de agua con poca presión para evitar dañar las hojas. Es importante secar bien para que no pierdan su consistencia.

El caso de las setas es particular, ya que pasarlas por agua o dejarlas en remojo supone llevarse parte de su sabor. La mejor opción es limpiar una a una con un papel de cocina y asegurarse de que no queda nada de tierra.

4. Cuidado con secar con un trapo de cocina

como lavar verduras
Secar la fruta y verdura con papel de cocina es lo más higiénico

Además de lavarlas, es importante que sequemos bien las frutas y las verduras antes de almacenarlas. Para emprender esta tarea, utilizaremos papel de cocina, aunque también puedes usar un trapo, solo si está limpio. Un trapo de cocina usado alberga bacterias, por lo que no es la mejor opción.

¿Ya te has apuntado estos trucos? Si te han ayudado, compártelos con alguien a quien le interesen estos temas de cocina. ¡Esperamos que los pongas en práctica!