Adiós a un grande de Pasapalabra: Luis de Lama se despide tras 84 programas

Punto final al duelo más longevo de Pasapalabra: Pablo Díaz contra Luis de Lama

Luís de Lama, al finalizar su paso por Pasapalabra

Luís de Lama ha roto a llorar al despedirse de Pasapalabra

G.G.P.

Luis de Lama no ha podido esta vez. Diego, su contrincante en la silla azul de Pasapalabra, ha estado más fino en sus respuestas. Así se termina no sólo el paso de uno de los concursantes más míticos del concurso sino también el duelo más longevo de la historia del programa: el de Luis contra Pablo Díaz, en el otro equipo.

Y es que la pareja ha estado un total de 84 programas luchando por llevarse el bote de Pasapalabra que ya ascendía, ni más ni menos, a 1.162.000€. Diego, el nuevo concursante, confesaba venir a Pasapalabra con el sueño de viajar más allá de Islandia: “Donde no se haga de noche en verano y no se haga de día en invierno”.  En concreto, estas dos preguntas han sido las que han arrebatado el liderazgo del equipo azul a Luis: “Capa externa del sol formada por gases que emiten luz, Fotosfera” y “Formar parte de un conjunto de cosas, Figurar”.

Roberto Leal, agradecido con Luis en su despedida

Luis rompía a llorar tras ver que su estancia en el concurso finalizaba hoy. El concursante ha querido tener unas sentidas palabras de agradecimiento con el equipo y, en especial con Roberto Leal: “Muchas gracias a todos, al público que me ha apoyado todos los días, a ti por tu cercanía, por las risas, lo bien que nos lo pasamos…”. El presentador, igualmente emocionado, ha querido recalcar lo importante que ha sido Lama en su inicio como presentador del formato: “Este aplauso tremendo es para ti. Amigo, sabíamos que iba a pasar algún día. Esto es lo que tiene Pasapalabra. Te quiero dar las gracias en lo personal. Eres un buen tío, de verdad, eso se ve. Ya eres un grande de Pasapalabra. Gracias de corazón, a mi me has ayudado”.

Pablo Díaz y Luis de Lama: eternos rivales y amigos

A continuación tomaba la palabra Pablo, el contrincante y ahora para siempre amigo de Luis: “Es una de las personas que es buena de verdad, bueno con la gente que le rodea, con su familia, un padrazo, un marido excepcional… Es un tío que, de verdad, ha hecho historia en el programa”. Lama dejaba claro que la rivalidad sólo se vivía en el atril: “Pablo es un crack. Gracias por ser tan buen compañero y un buen amigo. Después de las grabaciones compartíamos cosas, yo no voy contra él, si puedo ayudarle a que gane el bote lo hago”, ha confesado.

Una experiencia que, sin duda, va a quedar en su corazón para siempre y en la memoria de todos los espectadores y fans del programa. Un lugar del que confiesa, se lleva “un montón de amigos”.