Irene Rosales habla sobre cómo vivió las adicciones de Kiko Rivera

La mujer del cantante se ha sincerado sobre estos duros momentos en el programa en el que colabora

Irene Rosales

Irene Rosales lo ha pasado muy mal con Kiko Rivera y sus adicciones.

S.C.P.

Irene Rosales siempre ha intentado mantenerse al margen y no pronunciarse sobre el enorme conflicto que tiene su marido, Kiko Rivera, con su madre, Isabel Pantoja. Pero parece que se ha cansado de permanecer callada.

Hace unos días hizo una polémica llamada en directo a Sálvame para pedir a Anabel Pantoja que dejara de defender a su tía por todo. Ayer, la mujer de Kiko explicó en Viva la vida el verdadero motivo por el que había intervenido en el programa. 

"Hice esa llamada porque vi un fragmento de lo que se estaba emitiendo en Sálvame en el que Anabel decía que su tía, con respecto a las adicciones de Kiko, lo había hecho todo", estalló la joven.

"Me sentó muy mal, podría haberse callado en vez de decir eso, yo lo pasé muy mal y en ese proceso estuve sola con la ayuda de nuestro compadre Fran", aseguró antes de añadir que "estallé porque no se dijo la verdad, no es verdad que Isabel haya ayudado todo lo que ha podido, no basta con llevárselo una semana al Rocío. Me pilló a mí sola con dos mis dos hijas pequeñas y el hijo de Kiko", aclaró. 

Irene Rosales habla adicciones Kiko
Irene Rosales en Viva la vida.

Irene Rosales lo pasó muy mal con las adicciones de Kiko Rivera

La colaboradora ha explicado que ella pasaba por un momento muy difícil cada vez que su marido recaía y debía recuperarse. 

"Fue muy duro lo que vivimos, yo he tenido que ver cómo a mi marido le daban temblores y ataques de ansiedad, no es nada fácil ver a tu marido así, cuando se está quitando de una adicción tan grande", desveló. "El peor momento fue cuando acabó el verano porque los días se hacían más grises, Kiko estaba enfadado consigo mismo y con el mundo", explicó la nuera de Isabel Pantoja. 

Por otro lado, sin señalar a nadie, Irene Rosales señaló que la falta de afecto provocó las adicciones de Kiko Rivera: "Debería haber tenido a su lado alguien que le hubiera enderezado un poco más, que hubiera estado pendiente a lo que le ocurría".