Mafalda Carbonell sorprende a su padre, Pablo, con esta inesperada confesión

Padre e hija han tenido una divertida entrevista en El Hormiguero

Mafalda Carbonell sorprende a su padre, Pablo, con esta inesperada confesión

Mafalda y Pablo han mostrado, una vez más, el buen rollo que tienen.

S.C.P.

Pablo y Mafalda Carbonell han abierto las puertas de su casa a Pablo Motos en El Hormiguero, concretamente las de su cocina. Padre e hija han explicado cómo están llevando el confinamiento y la actriz ha hecho una confesión que ha sorprendido al humorista.

Motos comenzó la entrevista preguntando a Mafalda si su padre se estaba portando bien durante la cuarentena y ella, divertida, contestó que “si digo que no, luego me castiga sin móvil”, lo que provocó la risa de todos, incluidas las famosas hormigas.

Padre e hija han explicado que la actriz sí que se está portando muy bien “estudiando, haciendo los deberes y asistiendo a las clases virtuales”. Incluso confesó que “echo de menos ir al colegio”, algo que sorpendió mucho a su padre, que se giró incrédulo para mirarle a la cara: “¿Sí, en serio?”.

“Echo mucho de menos a mis amigos y a mis amigas y a veces es un rollo porque, de estar rodeada de gente de tu edad, pasas a ver solo a tus padres… Es un rollo”, razonó la joven.

“Se te ve la cara de resignación, Pablo”, bromeó una de las hormigas, a lo que Carbonell explicó que por eso han establecido unos horarios, para mantener el orden en su casa y que no se descontrole.

 

¿Quién es más madrugador?

El presentador también quiso saber quién de los dos se levantaba antes, a lo que Mafalda no se avergonzó en reconocer que su padre es el más madrugador. “¡Se levanta a las 6 de la mañana!”, exclamó para sorpresa de Motos. ¿La razón? “El amanecer me parece tan bonito…”, comenzó a explicar bromeando, pero luego contó el verdadero motivo: “Estoy escribiendo una novela. Entonces, aprovecho esas primeras horas de la mañana, hasta que se levantan ellas, o no podría hacerlo”.

Además, quiso adelantar la sinopsis de su libro: “se trata de una biografía un poco negra, en la que el protagonista se encuentra en el corredor de la muerte. Entonces va recordando su vida hasta el acontecimiento que le llevó allí”. Incluso, se le escapó el final que tenía previsto para la novela. “La gente piensa, ‘ay, que se lo cargan’, pero no… Bueno, no voy a desvelar más”, quiso arreglarlo, pero ya era demasiado tarde. Una de las hormigas bromeó diciendo que “mañana levántate a las 5 de la mañana, que tienes que cambiar el final…”.

 

Mafalda se sincera sobre el cóctel de su padre

Pablo Carbonell quiso hacer paso a paso la receta de un cóctel con líquido de alcachofa, jamón serrano y unas gotitas de aceite.

“Pasamos el jamón por el borde de la copa y lo metemos dentro. Echamos un poco de líquido de alcachofas y, por último, un poco de aceite”, explicó el cómico mientras lo iba ejecutando. Por su parte, su hija no dejaba de mirar entre asombrada y asqueada la creación de su padre.

 

 

Con las dos copas ya servidas, padre e hija se dispusieron a bebérselo: “¿De verdad que me lo tengo que beber?”, intentó escaquearse la actriz.

Finalmente, ambos le dieron un buen trago y Mafalda salió disparada fuera de la cámara para escupir el cóctel. “Se nota que lo estáis pasando estupendamente bien”, aseguró Pablo Motos riéndose antes de despedirse.