El Monaguillo: "Mi hija, Carolina, ha heredado mi vena chistosa"

El marbellí, de 46 años, está viviendo una de sus etapas profesionales más dulces en la mesa de Pablo Motos en “El hormiguero 3.0”

El Monaguillo: «Mi hija, Carolina, ha heredado mi vena chistosa»

El humorista, de 46 años, está viviendo una de sus etapas más dulces en la mesa de "El Hormiguero 3.0".

Redacción

Sergio Fernández, “El Monaguillo”, no siempre fue el entrañable humorista que conocemos. Con 18 años se ganaba bien la vida como impecable botones de un hotel de cinco estrellas en Marbella. Eso sí, después de mucho hacer sonreír únicamente a sus clientes, descubrió el embrujo de la radio.

Una cosa llevó a la otra y, hace seis años, se incorporó a la familia de “El Hormiguero 3.02, donde, desde el confinamiento, brilla con más intensidad que nunca sentado a la mesa y comentando las noticias del día con su jefe y amigo Pablo Motos.

“La gente me escribe muchísimo diciendo que le sorprende mi rapidez, mi humor. A mí me encanta el humor blanco, me gusta tratar temas de la nostalgia, hablar de la infancia o refugiarme en te- mas familiares, más que hablar de política o actualidad”, nos ha confesado.

El humorista, que conoció a su mujer cuando, tras un “show” ella fue a saludarlo, es el orgulloso padre de Carolina, de 11 años. “A mi hija, que además ha hecho muchos cameos en “El hormiguero 3.0”, ha heredado mi vena chistosa, le gusta mucho esto”.

Con respecto a sus “hobbies”, Sergio tiene muchísimos: “Mira, si yo tengo 46 años, llevo unos 30 tocando la guitarra mal, ¡que es muy complicado, eh, porque en tanto tiempo no he evolucionado nada!. También me gustan los juegos de mesa, mi favorito es el Star Wars Destiny, que es con cartas y dados, y nos enfrentamos con personajes de Disney. Tengo el sótano que parece de un niño de 14 años, tengo hasta una máquina de Arcade. Lo que hubiera querido tener con 14 años lo tengo ahora”.

Encuentra la entrevista completa en tu Revista Pronto.