El bebé de Adara Molinero y su adorable "sesión de peluquería"

Según la modelo, a Martín le encanta tocarle el pelo

El bebé de Adara Molinero le hace 'sesión de peluquería' a su madre

Adara está compartiendo momentos únicos con su pequeño durante la cuarentena.

S.C.P.

Adara Molinero está enamoradita de su bebé, Martín, también hijo de Hugo Sierra, ¡y pronto.es también! Adara presume de su pequeño y comparte los bonitos momentos que está pasando con él durante la cuarentena en las redes sociales, cosa que agradecemos profundamente porque no hay nada como ver momentos tan amorosos, ¡la felicidad se contagia!

Sin ir más lejos hace poco compartió un precioso y divertido vídeo en el que aparecían ella y su pequeño saltando y bailando en la cama, ¡adorables!

Mientras que, ayer, tuvieron una improvisada “sesión de peluquería” mientras Adara hacía unos stories para sus fans. “Hoy quería hacer unas historias especiales…”, comenzó diciendo con su pequeño en brazos, mientras él jugaba con su pendiente.

“Quería agradecer a todas esas personas que me escriben cosas bonitas, porque las personas que escriben cosas bonitas, es porque tienen el interior muy bonito. Entonces, menos mal que todavía quedan personas así…”, aseguró antes de chillar porque Martín le había hecho daño en la oreja.

Acto seguido, Adara mostraba cómo su pequeño había conseguido despeinarla por completo: “Nada, que ahora toca peluquería”, bromeó la modelo mientras su bebé le seguía tocando el cabello. Y es que, en varias ocasiones, Adara ha asegurado que a Martín le encanta acariciarle y jugar con su pelo.

 

Limpiar la casa ¿en tacones?

La ganadora de GH VIP 7, además de pasar tiempo con su pequeño, también aprovechó para hacer cosas de casa. Eso sí, su indumentaria no era la más habitual (ni recomendable, seguramente) para estar limpiando.

Adara contó entre risas que se había puesto a limpiar “con estas pintas”, mostrando sus botines de tacón. “Nada, nada, se tiene que arreglar la casa arreglada y todo”, bromeó soltando una carcajada. En el story, también añadió una frase motivadora: “que no decaiga el ánimo”. ¡Gracias, Adara!