Jordi Cruz: “He ganado mucho en paciencia”

El jurado de MasterChef nos confiesa todo lo que ha aprendido gracias a su participación en el exitoso concurso

Jordi Cruz

El chef confiesa lo mucho que le ha ayudado la televisión.

El chef Jordi Cruz se enfrenta a la nueva temporada de MasterChef, que se estrenó el pasado 13 de abril, con mucha ilusión. Y es que, debido a la pandemia, sus restaurantes han estado cerrados y la televisión ha sido para él su tabla de salvación. ¡Hablamos con el jurado del concurso de cocina más exitoso!

Como muchos sabréis, MasterChef celebra esta temporada sus 200 programas. “Estaba convencido de que no iba a durar más de seis meses”, nos confesó Jordi Cruz.

PRONTO: ¿Tú te has notado tu propia evolución frente a las cámaras en estos nueve años?

JORDI CRUZ: He ganado mucho en paciencia, ja, ja, ja. Cuando llegué al programa vestía mal, en eso soy igual de patán que Pepe, yo solamente iba de negro. Y aquí he descubierto que la vida tiene colores. Soy otra persona. ¿Recuerdas el pelo de “pumuky” que llevaba? Ahora hasta sé peinarme o incluso ponerme maquillaje.

El chef, con sus compañeros de programa, a los que adora:

P.: Te has vuelto más coqueto.

J.C.: Coqueto no, pero yo soy una persona de aprender. Mi imagen no me importa, pero he aprendido mucho.

P.: Lo innegable es que levantas pasiones entre las concursantes. Ya nos han avisado de que este año hay una gallega que va a por ti.

J.C.: Pero no es que esté enamorada de mí, es que es una chica muy pasional por la gastronomía y quiere venir al Abac porque está enamorada del concepto de mi restaurante, no es un tema de corazón ni de romanticismo físico.

P.: Ainhoa Arteta y otros participantes sí que han manifestado abiertamente una predilección digamos pasional por ti.

J.C.: No he tenido ningún escarceo amoroso, pero he vacilado y he hecho coñas. En este programa han surgido cosas entre concursantes, porque en las cocinas surgen relaciones personales y, a veces, entramos en ello porque nos parece divertido y natural. Pero jamás hemos hecho de esto un "reality", y, si ha habido algo más, es porque los "celebrities" son muy desinhibidos y hay gente como Anabel Alonso que es muy besucona.

P.: Hace poco se rumoreó que te ibas de “MasterChef” y que te sustituía Dabiz Muñoz.

J.C.: El jurado nos llevamos muy bien y hemos construido una relación que sería una torpeza romperla. Que podría venir Dabiz Muñoz y hacerlo muy bien, seguro. Es un cocinero excepcional, es igual de chungo que yo o más. ¡Lo podría hacer muy bien! Pero ni me voy ni tengo la percepción de que quieran que me vaya.

P.: ¿Tú te ves en “MasterChef” para siempre?

J.C.: ¿Te refieres hasta que vaya en taca-taca? ¡Para entonces Pepe llevará en “villa quieta” desde hace tiempo! Estaré mientras dure y yo me sienta realizado. Hace 10 años decidí seguir con lo que hacía y añadir otra cosa que podía aportarle a mi oficio. En mi restaurante cocino para 50, en “MasterChef” acercamos la gastronomía a dos millones de personas. Y me ha ido muy bien. Este año he trabajado gracias al programa, porque he tenido mis restaurantes cerrados. Así que me ha aportado cosas buenas, sin duda. Me gusta hacerlo, me lo paso bien, quiero a mis compañeros y a la gente le gusta verlo. Mientras sea así, genial. Si un día me canso y me mandan a freír espárragos, pues seguiré cocinando.