Belén Esteban acusa a Antonio Montero de vender unas fotos suyas

La ex de Jesulín se ha enfrentado a Antonio Montero por haber vendido unas fotos suyas junto a Miguel Marcos hechas por un paparazzi durante una boda

belen esteban antonio montero fotos

Belén Esteban ha cargado contra Antonio Montero por hacerle fotos durante una boda.

V.P.

Belén Esteban está viviendo una semana intensa y cargada de enfrentamientos en plató. Tras su bronca con Ylenia Padilla, ahora la princesa del pueblo ha tenido un choque con su compañero Antonio Montero a raíz de unas fotos que éste encargó a un paparazzi para venderlas más tarde como exclusiva.

Enfadada por unas fotos a traición hechas durante la boda de unos amigos, la ex de Jesulín ha arremetido contra Montero. No fue el paparazzi quien hizo las fotos, sino un compañero al que habría contratado al conocer la ubicación de Belén y su pareja, tal y como relataría él, al verse acorralado.

Antonio Montero explica cómo intentó conseguir la exclusiva de Belén Esteban

Antonio Montero explica que había ido a cazar cuando se enteró por casualidad, durante la cena, de que Belén Esteban iba a ir a una boda que se celebraba a 6 kilómetros de donde estaba. "¿Qué hago, me voy a mirar el campo o...?". "¿Me voy a cazar, o me voy a cazar a Belén?", respondía la Esteban.

"Yo cuando digo Belén está ahí al lado... Soy paparazzi, me gustaría intentar hacerlo y sin que me viera, por la gracia". Además, aclara que llamó a un fotógrafo porque él, por su exposición mediática, es muy reconocible y no iba a poder hacer el trabajo. "En el frontón de la plaza del pueblo estabas, con una gorra", le espetaba Belén.

antonio montero belen esteban enfado
 

Llegado el turno de réplica, Belén quiso aclarar qué era lo que le había molestado. "Te voy a contar lo que me ha sentado mal. Si me llamas y me dices 'Belén, estoy de cacería en el pueblo del al lado y me han dado un chivatazo de que estás', a mí me dices que estás aquí y yo poso con mi marido", explicó. 

Pero lo que realmente le dolió a Belén fue que expusieran a gente anónima que le rodea, como era el caso de los novios y de los invitados. "Fotos a mí, no a gente anónima como los novios". Para evitar que las fotos se vendieran, Belén acabó compartiendo algunas imágenes a través de redes sociales, lo que evitó que Antonio Montero se embolsara hasta 10.000 euros. ¡Míralas aquí!