Belén Esteban rompe a llorar en su directo en Sálvame

La colaboradora televisiva ha hecho un bonito homenaje a todas las personas mayores

Belén Esteban rompe a llorar en su directo en ‘Sálvame’

La colaboradora televisiva está viviendo el confinamiento separada de su marido. Foto: Gtres

A.L.J.

Como le está sucediendo durante estos días a muchísimas personas que se encuentran confinadas, Belén Esteban vive una montaña rusa emocional. Más, teniendo en cuenta que decidió pasar el confinamiento separada de su marido, Miguel. Y es que, al trabajar dentro del sector sanitario y la colaboradora encontrarse dentro del grupo de riesgo por su diabetes, decidieron que aquello era lo más sensato.

Además, también a causa de la enfermedad crónica que padece, Esteban decidió no acudir al plató de Sálvame y realizar sus intervenciones desde su domicilio, en Paracuellos. En la última de ellas, la ex de Jesulín de Ubrique no ha podido evitar emocionarse con una sorpresa que tenía preparada para su madre y para toda la gente mayor que vive sola.

Aunque ha repetido más de un par de veces que es consciente de que no canta bien, ha querido dedicar una bella canción a todos ellos. “Que tengan fuerza, que cuando nos veamos nos vamos a abrazar, a besar y a decir que los hijos siempre estamos con ellos”, ha explicado entre lágrimas. Así ha sido su actuación:

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

El homenaje de @belenestebanmenendez a su madre y a todos los ancianos ❤️

Una publicación compartida de Sálvame (@salvameoficial) el

Mientras ella cantaba, el programa compartía imágenes de la colaboradora junto a su madre, Carmen. Ésta, tal y como ha explicado su hija, tiene 76 años y vive sola en Benidorm. Aunque su hermano va a llevarle comida, a Belén le sabe muy mal que se encuentre sola estos días.

Belen Esteban canta Madre
 

Pero, además de este bello homenaje, el directo también ha servido para que la Esteban deleitase a todos sus seguidores con una nueva receta: croquetas de shiitake. Tras compartir su receta de Torrijas, la madrileña ha vuelto a dar una exitosa clase de cocina.

Durante su intervención, Kiko Matamoros la ha corregido y ella, curiosamente, se ha emocionado mucho. “En mi vida lo hubiera pensado, yo pedía los días libres sin teneros y lo que me gustaría estar con vosotros, estoy deseando veros”, ha confesado.

Es por todo ello que ha querido hacer una petición a sus compañeros de programa: “Cuando volvamos, me gustaría que nos juntáramos todos y nos fuéramos a cenar por ahí”. Todos ellos han estado de acuerdo y han aplaudido su propuesta.

¡Cada vez queda menos, Belén!