La dura infancia de Adara y Aitor, al descubierto

Adara también ha lanzado un mensaje tajante a Gianmarco Onestini y rechaza un posible encuentro

Adara ha ido a Sábado Deluxe con su hermano Aitor

Gemma Gómez i Padial

Después de haberse reconciliado y de hacer público que habían reanudado su relación como hermanos, Adara y Aitor Molinero se han sentado en el plató de Sábado Deluxe para ampliar la información sobre la dura infancia que vivieron.

No obstante, los hermanos aclaran: “no hemos tenido una conversación”. Parece que este conflicto se ha solucionado mirando más por el bien de Elena Rodríguez, su madre, que durante todo su concurso en Supervivientes 2020 ha estado lamentándose de que sus hijos no estén unidos.

Adara, en Sábado Deluxe
 

¿Por qué se distanciaron?

El origen del distanciamiento entre hermanos parece estar en la relación con su padre, Jesús Molinero. Adara decidió dejarse de hablar con Aitor porque no entendía el distanciamiento de este con su padre. Algo sobre lo que él no ha querido dar más detalles que aclarar que Jesús no habría estado en lo bueno y en lo malo. “Yo creo que él se piensa que soy otra persona, piensa que soy de una manera y realmente soy de otra”, ha explicado Aitor sobre los posibles motivos de la ruptura con su padre. Adara, a día de hoy, ha explicado que cree que fue un error posicionarse a favor de su padre.

Sobre la dura infancia que ambos vivieron a causa de una relación tóxica y de maltrato de su madre Elena Rodríguez, Aitor ha confesado que “a Adara le afectó más por ser más mayor. Al ser más pequeño pude borrarlo y seguir con mi vida”. Un episodio sobre el que Adara nunca esperaba que su madre pudiera hablar en público, igual que la dura infancia de Elena a causa de los duros métodos de educación y disciplina que aplicaban sus padres, los abuelos de Adara y Aitor, aplicaban sobre ella. “Nunca esperaba que mi madre hablara de esto, ni siquiera lo hemos hablado nosotros”, ha explicado sorprendida Adara.

Una infancia dura

Adara y Aitor han hablado de su dura infancia en Sábado Deluxe
 

Sobre este periodo de sus vidas, Adara ha explicado que “vivíamos con auténtico pánico”. Aitor tiene pocos recuerdos de esa época, pero recuerda una escena muy concreta: “Recuerdo un día que estábamos en la cama riendo y conforme se acercaba sabíamos que venía a pegarnos”, refiriéndose a la expareja de su madre que tan mal les hizo pasar durante al menos 7 años.

Una época que claramente ha tenido consecuencias para ellos ahora que son adultos. Por ejemplo, Adara cree que eso ha marcado su forma de ser: “creo que tengo esa parte, me intento proteger y poner a la defensiva antes de que pase nada. Por eso soy tan impulsiva o desproporcionada a veces”.

Cuando Elena Rodríguez pueda reencontrarse con ellos fuera del reality, está claro que necesitan zanjar aun muchos temas. Adara ha explicado que “le contaría a mi madre qué recuerdos tengo, necesitaría saber qué sentía en esa época, como lo vivía todo, qué pensaba…”. Algo que no saben si podrán hablar, ya que podría ser realmente doloroso. No obstante, ambos tienen buena predisposición, también Aitor, que ha contado un duro episodio de su vida: superó una adicción gracias al apoyo de su madre Elena Rodríguez. Como este, son muchos los motivos de peso que pueden hacer que quieran estar unidos de nuevo, un patrón de conducta que Cristina Soria, experta en comunicación, ha interpretado viendo imagenes de ellos: Adara se sentiría con la responsabilidad de devolverle todo lo que ha hecho por ellos.

No quedaría con él

La entrevista ha terminado dando un giro de volante: ¡también se ha hablado de Gianmarco Onestini! Después de reconocer que tenían una conversación pendiente, Adara ha tenido que explicarse después de la reacción del italiano en su canal de mtmad, que se mostraba confundido por los cambios de opinión de Adara. No obstante, afirmaba que sí quedaría con ella. Sobre esto, Adara ha aclarado que “hoy por hoy no quedaría con él, se va a quedar con las ganas”. Y ha explicado los motivos: “fue muy cobarde”.