Jorge Javier Vázquez y Carmen Alcayde: los presentadores de 'Aquí hay tomate' se reencuentran en Sálvame

Entre los años 2003 y 2008, 'Aquí hay tomate' supuso toda una revolución en la crónica del corazón televisada

Carmen Alcayde y Jorge Javier Vázquez AQUI HAY TOMATE

Sálvame Diario ha emitido un recopilatorio de los mejores momentos de 'Aquí hay Tomate'.

G.G.P.

El plató de Sálvame Diario ha sido testigo hoy de un reencuentro mítico: Carmen Alcayde y Jorge Javier Vázquez han coincidido por primera vez en el programa. Los que fueran en su día presentadores de ‘Aquí hay tomate’ han revivido sus mejores momentos juntos, muy contentos por iniciar esta nueva etapa.

Y es que pese a que Carmen Alcayde se estrenó hace ya unos días en el programa, la pareja televisiva no habían coincidido en plató. Fue en el año 2003 cuando ‘Aquí hay tomate’ se estrenaba en Telecinco, un formato que aportó diversión y tensión a partes iguales a los presentadores, algo que hoy han recordado con nostalgia. Ambos han recuperado momentos míticos del programa como el famoso tartazo que se llevó Jorge Javier o las emisiones en las que no se dirigían la palabra.

Lo recuerdo muy divertido, no me he reído tanto en un plató como contigo”, ha reconocido Carmen Alcayde. “Eran años muy intensos”, ha añadido Jorge Javier, algo avergonzado por verse en imágenes tan antiguas en el pantallón de plató. “No éramos conscientes de lo que pasaba en ‘el tomate’, tú y yo de risas, no nos veíamos los videos, mirábamos chulazos…”, ha recordado con nostalgia la colaboradora.

Reencuentro Carmen Alcayde y Jorge javier vázquez salvame

Jorge Javier y Carmen, abrazados en su reencuentro televisivo.

 

El tándem del ‘tomate’, reunido en Sálvame Diario

Nos tomábamos el corazón muy a risa, pero es verdad que cuando te toca a ti no te ríes tanto”, ha analizado ella con perspectiva. Ambos han coincidido en que en aquel momento no imaginaban la trascendencia que tendría después su programa en la manera de entender la crónica del corazón en el formato televisivo. Sin duda, un tándem que nos hará disfrutar y nos pondrá nostálgicos a partes iguales.